Un joven arrojó un artefacto explosivo contra la casa del juez federal Claudio Bonadio, en Belgrano, y minutos después la Policía lo hizo detonar. En tanto, el sospechoso quedó detenido por la custodia del magistrado.

Según fuentes policiales, el episodio ocurrió pasadas las 19 en la vivienda del juez que investiga la causa de los cuadernos de las coimas.

Las fuentes agregaron que el sospechoso tiró al patio delantero de la casa un artefacto incendiario con un caño de 25 conjuntamente con dos tubos de gas butano y un desodorante. Se accionaba con una mecha. El paquete había quedado junto al vehículo de Bonadio.

“La bomba era casera, pero tenía un grado de sofisticación importante, no era como el resto. Tenía más sofisticación y más poderío”, aseguró Marcelo D’Alessandro, secretario de Seguridad porteño. Además, dijo que era un militante de grupos anarquistas.

El agresor fue identificado como Marco Viola, tiene 26 años y es argentino. Además, dijeron que el juez se encontraba en su domicilio al momento del atentado.

“Escuché la explosión y me fui. La Policía gritaba que corran. Para mí es una amenaza clara”, dijo Mariana, vecina de la zona, en declaraciones al canal C5N.

Se desplegó un gran operativo en el lugar. Hasta allí llegó la brigada de explosivos, que hizo estallar el paquete sospechoso y además verificó la posible aparición de otros artefactos.

Entre otras causas, el juez Bonadio investiga el caso de los cuadernos que fueron escritos por Oscar Centeno, chofer del ex número dos del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta. El expediente ya cuenta con 47 procesados, entre los que se destacan Cristina Fernández de Kirchner y Julio de Vido.

Asimismo, unos 26 empresarios, políticos y hasta el propio Centeno declararon como “arrepentidos” ante la Justicia y contaron cómo funcionaba el circuito de la corrupción kirchnerista en la obra pública.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios