El papa Francisco afirmó este miércoles que los “chismes matan” y que “los chismosos y chismosas son terroristas”, durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

“Los chismosos y las chismosas son gente que mata a los demás, porque la lengua mata, es como un cuchillo. Tened cuidado, el chismoso y la chismosa es un terrorista, tira la bomba a los demás y se va tranquilo“, dijo Francisco.

El Pontífice argentino continuó reflexionando sobre los Diez Mandamientos para los católicos y hoy se dedicó a: “No dirás falso testimonio ni mentirás” y señaló que “prohíbe falsear la verdad en las relaciones con los demás”. (Es curiosa esta declaración ya que enfrentan diversas causas en la justicia de diferentes países por mentir y encubrir a violadores de menores).

“Es grave vivir de comunicaciones no auténticas, porque impide las relaciones recíprocas y el amor al prójimo”, dijo el Papa, que agregó que “donde hay una mentira no hay amor”.

Francisco dijo que los católicos deben comunicar la verdad “más que con sus discursos, con su testimonio”.

“No dar falso testimonio, ni mentir, implica vivir como hijos de Dios, dejando que en cada acto se refleje que él es nuestro Padre y que confiamos en él”, señaló.

A continuación las principales partes de su catequesis de hoy:

“En la catequesis de hoy afrontaremos la octava palabra del Decálogo: No pronunciarás falso testimonio contra tu próximo”.

“Vivir de comunicaciones no auténticas es grave. Pero no hablemos sólo de palabras, sino también de gestos, incluso de silencios y ausencias. Una persona habla con todo aquello que hace. Todos nosotros vivimos comunicándonos y estamos continuamente entre la verdad y la mentira”.

“Los chismes matan, y esto lo dice el apóstol Jacobo en su Carta. Un chismoso o una chismosa es un terrorista, porque con su lengua tira la bomba y se va tranquilo. No lo olviden ¡chismosear es matar!“.

“Entonces ¿que cosa es la verdad? Esta es la pregunta hecha por Pilato  mientras Jesús estaba delante suyo, cumpliendo el octavo mandamiento: No pronunciarás falso testimonio contra tu prójimo”.

“Interrogado por Poncio Pilato, Jesús le dice: ‘Por esto yo he nacido y por esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad’. Y este testimonio Jesús lo da con su pasión, con su muerte. El evangelista Marcos narra que el centurión que se encontraba frente a él, viéndolo morir en aquel modo dice: ‘De verdad este hombre era hijo de Dios‘”.

“Preguntémonos: ¿soy un testimonio de la verdad o soy un mentiroso disfrazado de verdadero? Cada uno de nosotros debemos preguntarnos eso. Decir la verdad, actuar con la verdad es un bello modo de vivir“.

“La verdad es una revelación maravillosa de Dios. No dar falso testimonio quiere decir vivir como hijo de Dios, que jamás miente. En Dios puedo confiar, esta es la verdad más grande. De nuestra confianza en Dios, que es mi Padre y me ama, nos ama, nace mi verdad y el ser verdadero y no un mentiroso“.

 

Agencia EFE y Clarín.

Anuncios