Autoridades federales de Estados Unidos autorizaron a la empresa espacial SpaceX a poner en órbita terrestre una constelación de 11.943 satélites con el fin de ampliar el alcance de la conexión internet de alta velocidad en la próxima década.

Desde el lanzamiento del Sputnik en 1957, un poco más de 8.000 objetos han sido lanzados al espacio, de los cuales están aún en órbita más de 4.800, según la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior. Pero según el registro del Ejército estadounidense, menos de 2.000 estarían todavía activos.

El jueves, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) anunció que había autorizado ellanzamiento de 7.518 satélites por SpaceX, que se suma a otros 4.425 objetos ya aprobados a la misma compañía en marzo por esa agencia.

Ninguno de esos satélites ha sido lanzado. SpaceX tiene seis años para poner la mitad en órbita, y nueve para el total, según las reglas de la FCC.

SpaceX quiere operar en una órbita entre 335 y 356 km de altura, pero esa baja altura es difícil de mantener y los pequeños satélites tienen generalmente una vida corta, de unos años.

La FCC también autorizó a otras empresas a lanzar varios centenares de satélites: Kepler (140 satélites), Telesat (117 satélites) y LeoSat (78 satélites).

 

Con información de AFP