La decisión de la firma de alquiler de viviendas Airbnb de no trabajar más en los asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada no quedó sin respuesta por parte de Israel. Este miércoles (21.11.2018), la ministra de Justicia de ese país, Ayeley Shaked, solicitó al fiscal general que analice la posibilidad de demandar a la empresa estadounidense.

Poco antes, el ministro de Turismo, Yariv Levin, había solicitado al Ministerio de Finanzas que aumentara los impuestos contra Airbnb, como reacción a la medida de sacar de su listado a Cisjordania, con el argumento de que esa región ocupada se halla “en el corazón de la disputa entre israelíes y palestinos”. La compañía aseguró que tomó la decisión tras “haber pasado considerable tiempo” consultando con expertos.

Para el ministro Shaked, del partido nacionalista Habait Hayeudi (Hogar Judío), lo que está haciendo Airbnb va en contra de la ley de Prohibición de Discriminación de Productos, Servicios y Entrada a Lugares Públicos y de Entretenimiento. Dicha normativa, que es en realidad una enmienda de 2017 a una ley existente introducida por el partido de Shaked, estipula que cualquiera que provea un servicio público o un producto no puede discriminar por razón de su localización.

Demandas para que “pague”

Para Shaked, lo que hace Airbnb es tomar parte de un boicot orquestado por organizaciones internacionales, que bajo el nombre de BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) busca presionar a Israel para que abandone los territorios ocupados. “Esas acciones no prosperarán”, dijo Shaked el martes. “El Estado luchará contra acciones injustas de las organizaciones que intentan arrogarse un aura de moralidad. Llevan a cabo una terrible injusticia a los residentes de Israel”, agregó.

Por su parte, el ministro Levin dijo el martes que aparte de imponerle “impuestos muy altos” a Airbnb, el Estado alentará a los usuarios de la firma a demandarla para que ésta “pague” por su decisión. La última resolución de 2016 del Consejo de Seguridad de la ONU considera que los asentamientos israelíes en territorio palestino ocupado violan el derecho internacional.

 

Con información de dw.com

Anuncios