El grupo Anonymous ha publicado documentos sobre una operación clandestina dirigida por el Reino Unido para crear un “servicio secreto de información a gran escala” en Europa.

Según afirma el grupo de hackers, la operación se llevó a cabo bajo el pretexto de contrarrestar la “propaganda rusa”. Su objetivo principal es “proporcionar una respuesta occidental coordinada a la desinformación rusa y otros elementos de la guerra híbrida”.

Los hackers han presentado documentos que arrojan luz sobre las actividades de una ONG Integrity Initiative con sede en Londres que tiene oficialmente una noble misión: “Defender la democracia contra la desinformación”. En cambio, el proyecto, conocido como Iniciativa de integridad, fue utilizado por el Reino Unido para interferir en asuntos internos de los países europeos a través de contactos ocultos en embajadas británicas.

Las actividades del proyecto incluyen la operación Moncloa en España, que supuestamente se lanzó a principios de este año para impedir que Pedro Baños, un coronel conocido por sus simpatías prorrusas, fuera nombrado nuevo director de Seguridad Nacional de España.

De acuerdo con los documentos que publicó Anonymous, el grupo español de Iniciativa de integridad inició una campaña en Twitter en junio de 2018 para agitar a los medios de comunicación y animar a los partidos políticos españoles a pedir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cambiase su decisión sobre el nombramiento de Baños.

Asimismo, según los hackers, el presidente y cofundador del fondo de inversión Hermitage Capital Management, el británico William Browder, y Vladímir Ashurkov, que apoya al opositor ruso Alexéi Navalni, fueron financiados por Integrity Initiative.

Anonymous asegura que la inteligencia británica es capaz de realizar operaciones similares en Francia, Alemania, Italia, Grecia, Países Bajos, Lituania, Noruega, Serbia y Montenegro.

La Integrity Initiative tiene un presupuesto anual de 2,4 millones de dólares y consta de grupos de políticos locales, periodistas, personal militar, científicos y académicos. El equipo está dedicado a buscar y publicar supuestas pruebas de la injerencia rusa en asuntos europeos y, paralelamente, influir en la política comunitaria.

La información de los hackers sobre las acciones de los servicios especiales británicos contra Rusia requiere una investigación exhaustiva. La Comisión para la Protección de la Soberanía del Estado analizará los datos recién publicados. Así lo afirmó Konstantín Kosachov, presidente del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación de Rusia.

 

Fuente: sputniknews.com

 

More info

ANONYMOUS DESTAPA UNA VASTA OPERACIÓN PSICOLÓGICA EN EUROPA FINANCIADA POR EEUU Y REINO UNIDO

FILTRACIONES DE ANONYMOUS. ESTÁ LONDRES DETRÁS DE LA OPERACIÓN MONCLOA?

Anuncios