Más allá de la amistad que tienen Mauricio Macri Donald Trump, que generó que la charla entre ambos mandatarios fuera diversa y abordara desde temas personales hasta comentarios relacionados al deporte, en la cumbre que mantuvieron en la Casa Rosada hubo un amplio listado de temas de gestión que los presidentes trataron. Entre ellos, claro, losacuerdos que sus funcionarios firmaron en la previa al encuentro, entre los que se destacan los proyectos de infraestructura que, tras siete años, Estados Unidos vuelve a financiar en Argentina. En tanto, según aclaró el canciller Jorge Faurie, la Argentina no comprará armamento bélico a EE.UU. 

Consultado al respecto, Faurie expuso que sólo “se hizo una referencia sobre el origen del material que disponen las Fuerzas Armadas, donde hay obviamente una participación de equipamiento que fue adquirido a Estados Unidos en distintas etapas” de la historia. Pero, si bien trascendió que EE.UU. habría planteado la posibilidad de vender material bélico, Argentina no dispone de los fondos para hacerlo: “En este momento, por muchos de los elementos que a diario explica el ministro de Hacienda, no estamos en condiciones de hacer adquisiciones de material bélico de ningún origen“.

El yacimiento Vaca Muerta estuvo entre los temas más importantes, luego de que este miércoles ambos países suscribieran un acuerdo por el que Overseas Private Investment Corporation (OPIC), una institución financiera de desarrollo del gobierno de EE.UU., selló su intención de aportar hasta 800 millones de dólares para darle impulso, en ese yacimiento, al proyecto del gasoducto San Nicolás,una iniciativa que representa unos US$2.100 millones y que estará a cargo de Tecpetrol y Transportadora de Gas del Sur. Es que, según contó luego en conferencia de prensa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, Vaca Muerta “está despertando un enorme interés en el complejo inversor de Estados Unidos puesto que coincide mucho el tipo de explotación que hay que llevar allí con el que ha ocurrido en energías no convencionales en EE.UU., con lo cual hay una fuerte experiencia acumulada que puede ser aprovechada en la Argentina”. En tándem con Dujovne, el secretario de Energía, Javier Iguacel, trabajó contrarreloj durante el último mes, con viaje a Texas incluido para reunirse con empresarios del rubro, para garantizar esos fondos.

El proyecto PPP del Corredor Vial C, entre Buenos Aires y Mendoza, también genera expectativa al Gobierno. Para esa iniciativa el canciller Jorge Faurie y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; rubricaron un acuerdo con el presidente y CEO de OPIC, Ray Washburne, que aportará US$250 millones.

También, sobresalen el proyecto de energía solar Ullum I, II y III (San Juan); y el de energía eólica Chubut Norte III y IV; por u$s 118 millones; y el parque eólico Cañadón León, en Santa Cruz, por unos US$50 millones.

Por último, para la ampliación de parques logísticos en el Gran Buenos Aires, a cargo de la empresa Plaza Logística SRL, Faurie y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, se aseguraron un aporte de OPIC por US$ 45 millones.

A esto se sumó otro acuerdo que, tras la cumbre entre Macri y Trump, firmaron Dujovne e Iguacel con el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Munchin, para fomentar la cooperación “para identificar oportunidades comerciales y de inversión” en el sector energético. En el Gobierno creen que le permitirá a la Argentina alcanzar hasta 140.000 millones de dólares en inversiones privadas en ese ámbito hasta 2030.

Por otro lado, hubo un convenio en materia de educación, que firmó el ministro Alejandro Finocchiaro con el embajador de EE.UU., Edward Prado; para incentivar el diseño de programas y becas. Y también, desde la Secretaría de Gobierno de Salud, a cargo de Adolfo Rubinstein, se impulsó un acuerdo de intercambio de información, capacitación y programas científicos y de investigación. Por último, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, suscribió un convenio en seguridad aérea con la subsecretaria de Estado para Asuntos Económicos y de Negocios de EE.UU., Manisha Singh; para equiparar estándares de seguridad en el área.

En cambio, Dujovne aclaró que Argentina no hizo ningún pedido a futuro respecto a la exención “temporal” que dispuso Trump para aluminio y el acero. “No entramos en detalles específicos de temas comerciales. Conversamos sobre la necesidad de seguir profundizando los vínculos. Y mencionamos el caso de la exención favorable que tuvo la siderurgia argentina, pero no qué ocurrirá en el futuro”, indicó.

 

Por Ignacio Ortelli

Fuente: clarin.com

Anuncios