El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió este viernes terminar con la “guerra tarifaria” y aseguró que “el mundo espera buenas noticias” de la cumbre del G20 que se desarrolla en Buenos Aires, Argentina, en medio de reportes sobre complicaciones en la redacción del documento final.

Chile no forma parte del grupo de 19 países y la Unión Europea que conforman al G20, pero fue invitado este año por el anfitrión Argentina a participar del evento que inició este viernes y continuará durante el sábado.

“Hemos escuchado el compromiso de todos los países con un mundo abierto y un comercio libre y transparente, justo e inclusivo, pero ahora tenemos que pasar de las palabras y los compromisos a la acción y los resultados”, dijo Piñera al comienzo de la conferencia de prensa que ofreció en el centro de convenciones de Costa Salguero donde tiene lugar la cumbre.

“Lo primero es poner término a todas las guerras tarifarias, o guerras comerciales, o tensiones del comercio”, dijo en referencia al desencuentro que mantienen Estados Unidos y China luego de que a comienzos de año Washington lanzara un paquete de aranceles a productos chinos, acusando un relación comercial dañina con el gigante asiático.

Este conflicto comercial se ha convertido, de hecho, en la gran sombra sobre el G20 junto con la reciente escalada de tensiones en el Mar Negro entre Ucrania y Rusia.

Piñera, quien fue presidente entre 2010 y 2014 y reelecto para otro mandato en 2017, consideró también que la Organización Mundial del comercio (OMC) está estancada y que la cumbre del G20 es una buena oportunidad para avanzar en sus reforma.

Por la tarde del viernes, cerca de la finalización del primer día del evento multilateral organizado por primera vez por Argentina, comenzaron a surgir reportes sobre las dificultades que los líderes estaban teniendo para lograr los acuerdos necesarios para el documento final, que se negocia en cada párrafor y palabra utilizada.

Consultado al respecto, Piñera recalcó que el objetivo de la cumbre era “dialogar” y que “el mundo está esperando buenas noticias”.

“Espero que las conversaciones que han habido entre China y Estados Unidos permitan hoy día o mañana o lo antes posible una buena noticia para el mundo, que es que se pongan de acuerdo en terminar con la guerra comercial para volver por el camino del libre comercio”, agregó.

 

Por Germán Paginger

Fuente: infobae.com

Anuncios