Sonriente, de buen humor, distendido. Así se mostró Mauricio Macri este lunes luego de la cumbre del G20 que tuvo a Buenos Aires como anfitriona por primera vez en la historia. El Presidente hizo un balance de la cumbre de líderes durante una conferencia de prensa brindada en el Salón Blanco de la Casa Rosada, en la que resaltó el apoyo del mundo para el país.

“Por suerte tanto Christine Lagarde (la presidenta del FMI) como el mundo están comprometidos en lo que le pasa a la Argentina, en ayudarnos, en acompañarnos, como lo hemos sentido en sus comentarios”, afirmó.

El mandatario agregó que tanto la cumbre del G20 como la presidencia del organismo que ejerció durante todo el 2018 fueron “una prueba y un aprendizaje de un año para los argentinos, porque venimos de muchos años de aislamiento, de no tratar con el mundo”.

“Estas más de 60 reuniones nos sirvieron a todos, no solo al Gobierno. Eso nos nutrió. Los argentinos no somos los mismos que éramos hace un año atrás. No significa que los problemas no hayan desaparecido, arrastramos problemas de hace 70 años. Pero nos sirvió para entender más lo que pasa en el mundo. Y nunca antes tuvimos la relación con el mundo como la que tenemos ahora, nunca hubo tanta atención para Argentina”, aseveró.

Macri afirmó también que cada uno de los mandatarios que estuvieron en el país entre el miércoles y el domingo “dijeron que los argentinos están por el camino correcto”, y adelantó que se vienen “meses de trabajo, trabajo que va a llevar a bajar la inflación y, lentamente, la economía va a empezar a mejorar”.

Tras agradecer a todos los que participaron en la organización de la cumbre, valoró el documento firmado como conclusión de la cumbre porque “ese acuerdo había fracasado en el G7 y en otras reuniones”.

Macri también valoró los acuerdos rubricados con distintos países, como Rusia, China y Estados Unidos. “Hemos firmado cosas muy valiosas. Vaca Muerta genera 500 mil puestos de trabajo el año que viene, pero necesitamos un tren para llevar herramientas y materiales para desarrollarlo, por ejemplo. Con Trump acordamos que Opic va a financiar autopistas, nuevos inversores en Vaca Muerta. Con Xi Jinping acordamos el acceso de la cereza argentina en China: eso va a generar más de 100 mil puestos de trabajo. También acordamos modernizar el ferrocarril San Martín. Y luego el Belgrano Cargas”, describió.

El Mercosur, la relación con Gran Bretaña y la energía nuclear

En otra parte de la conferencia de prensa, en la que se permitieron 8 preguntas, Macri habló del por ahora postergado acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, tema que trató con el presidente francés, Emmanuel Macron, en la primera reunión bilateral que tuvo antes de la cumbre.

El jefe de Estado dijo que espera avanzar el próximo 10 de diciembre, cuando haya una nueva reunión técnica del bloque regional. “Lamentablemente, todas las demoras hicieron que haya una nueva autoridad, aunque no haya asumido, en Brasil. También hablé con Jair Bolsonaro, que quiere avanzar en este acuerdo Unión Europea – Mercosur. Yo espero que en estos días avancemos en todo lo que podamos. Siempre hay una puerta abierta y una vocación”, sostuvo.

Precisamente Macron había advertido sobre la asunción de Bolsonaro como un punto de quiebre en la relación de ambos bloques políticos.

“Lo más importante que hemos aprendido es que el Mercosur ha sido el bloque más cerrado del mundo: por eso hemos crecido menos que otras regiones del mundo. Lo bueno es que todos quieren negociar con nosotros: todos quieren, el tema somos nosotros. Hemos generado una vocación de venir y asociarse con nosotros”, agregó Macri, que aclaró que Argentina recorre “un período histórico con los aliados” de la región.

Por otro lado, habló del vínculo que tiene con Gran Bretaña y la buena sintonía con Theresa May, con quien mantuvo una reunión el viernes. En ese sentido, aclaró que “nadie renuncia a los reclamos históricos” por la soberanía de las islas Malvinas.

“Pero creemos que es mucho mejor mantener una relación. Ellos tiene un trabajo muy grande de lucha contra la corrupción y nosotros hemos trabajado en ese sentido: políticas públicas, Gobierno abierto. Quedamos en que es un hecho histórico. Ella estaba muy contenta. Nosotros creemos absolutamente en nuestro reclamo y lo seguiremos planteando”, explicó.

Por último, Macri fue consultado sobre el ofrecimiento que hizo Rusia de instalar una planta nuclear en la Argentina y sobre el rumor de que Estados Unidos presionó para que eso no se concrete.

Tenemos que apostar al uso nuclear de energía pacífico. Rusia ha ofrecido y China ya tiene una central. No estuvo el tema en agenda con Trump y no tenemos una contraindicación ni queja de Estados Unidos al respecto. EE.UU. quiere ser un socio estratégico con Argentina”, sostuvo.

Además, evitó referirse a las acusaciones que pesan sobre el príncipe saudí, Mohamed Bin Salman, y que incluso llevaron a que la organización Human Right Watch pidieran a la Justicia argentina su detención por el crimen del periodista Jamal Khashoggi.

“Mi única responsabilidad con ustedes es generales oportunidades. Habrán visto que el mundo también tiene sus problemas. Los dirigentes que nos visitaron también tienen situaciones conflictivas. Pero todos quieren tender puentes y generar oportunidades”, cerró Macri.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios