El príncipe heredero de Arabia Saudita es “cómplice del asesinato” de Khashoggi al “nivel más alto posible”, afirmó Graham. A su vez, Bob Corker dijo a los periodistas que no tiene dudas de que el príncipe saudita, Mohammed bin Salman, ordenó y monitoreó el homicidio de Khashoggi.

El príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, es cómplice del homicidio del periodista Jamal Khashoggi, dijo el senador Lindsey Graham luego de escuchar la información de la directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Gina Haspel, sobre el caso, informó Sputnik.

El príncipe heredero de Arabia Saudita es “cómplice del asesinato” de Khashoggi al “nivel más alto posible”, afirmó Graham.

Añadió que “Arabia Saudita es un aliado estratégico y vale la pena salvar la relación, pero no a toda costa”.

Haspel informó a los líderes del Senado de EE.UU. sobre los hallazgos de la CIA respecto al asesinato de Khashoggi en el consulado saudita en Estambul el 2 de octubre.

Una información filtrada por la CIA a varios medios reveló el mes pasado una evaluación de inteligencia de “elevada confianza” según la cual el asesinato de Khashoggi fue ordenado por el príncipe heredero.

A su vez, el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que la CIA no tenía una respuesta final acerca de si el príncipe estaba al tanto de que se preparaba el asesinato de Khashoggi.

Por su parte, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU., Bob Corker, dijo a los periodistas que no tiene dudas de que el príncipe saudita, Mohammed bin Salman, ordenó y monitoreó el homicidio de Khashoggi.

El senador agregó que le gustaría que el Congreso aprobara una legislación en respuesta al asesinato.
La administración del presidente Donald Trump debe condenar enérgicamente el asesinato de Khashoggi y el “comandante en jefe” debe expresar al mundo que EEUU no aprueba el homicidio y el desmembramiento de periodistas, dijo Corker.

 

Fuente: almayadeen.net

Anuncios