Miembros de la comunidad tuareg se reunieron el martes en la suroriental ciudad libia de Ubari para condenar el ataque aéreo realizado por el Comando de los Estados Unidos para África (Africom), hecho que dejó 11 muertos.

El bombardeo tuvo lugar el pasado jueves cerca de la ciudad de Awaynat, ubicada en el desierto de Sahara, 240 kilómetros al suroeste de Ubari; de acuerdo con Africom, las víctimas eran militantes de la organización terrorista Al Qaeda.

El comando estadounidense confirmó que, en coordinación con el Gobierno del Acuerdo Nacional respaldado por Naciones Unidas, realizó un ataque aéreo de precisión el 29 de noviembre contra miembros de Al Qaeda, matando a 11 personas y destruyendo tres vehículos.

Los manifestantes acusaron a Africom de asesinar a personas inocentes bajo el pretexto de tratarse de extremistas, sin ninguna evidencia que justificara su culpabilidad.

La comunidad Tuareg demandó a la Fiscalía General y al Ministerio del Interior de Libia abrir una investigación sobre el ataque en no más de 48 horas para determinar los hechos y las circunstancias.

También pidió a las organizaciones locales e internacionales de derechos humanos que den un paso similar.

El Consejo de Ancianos de la tribu exigió igualmente una disculpa por parte de Africom, y que admita que el bombardeo en Awaynat fue incorrecto.

 

Fuente: almanar.com.lb

Anuncios