Asisten a diálogos de paz para Yemen el enviado de la ONU, la delegación de Ansarolá, así como los representantes del expresidente yemení.

En Estocolmo (capital de Suecia), arrancaron las conversaciones de paz sobre Yemen, país que se encuentra bajo bombardeos saudíes desde hace más de tres años. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), que auspicia las negociaciones, tildó a los diálogos de ser una oportunidad única.

El enviado especial de la ONU, Martin Griffiths, además reveló que las partes ya han acordado liberar a miles de prisioneros.

Griffiths, además, especificó algunos temas importantes en la agenda: como el cese del conflicto, sobre todo en la ciudad portuaria de Al-Hudayda- bajo ofensivas de la coalición liderada por Riad desde el pasado junio- la reducción de violencia, así como la apertura del aeropuerto internacional de la capital, Saná, cerrado desde 2015 por el conflicto.

La delegación del Movimiento Popular yemení, Ansarolá, encabezada por Mohamed Abdel Salam, ya ha pedido a la ONU que establezca un marco político que pueda solucionar desde los temas políticos y de seguridad, hasta los asuntos humanitarios. La otra parte, liderada por el excanciller yemení Jaled al-Yamani, afirmó que respetará la voluntad de la comunidad internacional.

La canciller sueca, cuyo país es el anfitrión de los diálogos, dice que espera que las negociaciones den frutos para que Yemen no se convierta en Siria, ejemplo de un prolongado fracaso internacional.

No se han celebrado conversaciones para Yemen desde 2016, y el último intento, en septiembre, fracasó, ya que Riad, que controla espacio aéreo de Yemen, no permitió la salida de la delegación de Ansarolá. La campañía militar de la coalición, liderada por Arabia Saudí e iniciada en el 2015, ha dejado decenas de miles de muertos, millones de personas que sufren hambruna, y ha llevado a Yemen, según la ONU, a la peor crisis humanitaria del mundo.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios