El Ministerio de Finanzas de Rusia planea emitir obligaciones estatales nominadas en yuanes. Los expertos advierten que los bonos ayudarán a atraer inversiones chinas y reducir los riesgos, además de fijar un rumbo hacia la desdolarización.

Las autoridades financieras de Rusia ya habían ofrecido la iniciativa en 2016, pero su aplicación se vio aplazada.

“Esperamos que el año que viene el proyecto se concrete finalmente. No aminoramos el ritmo de colaboración con nuestros socios chinos en este campo y trabajamos activamente para emitir bonos estatales en yuanes”, declaró el representante del Ministerio, Konstantín Vishkovski, citado por medios rusos.

Anteriormente el viceministro de Finanzas, Serguéi Storchak, confirmó que le emisión de obligaciones en divisa china seguía siendo una tarea primordial. No obstante, el funcionario subrayó que no se sabe todavía si las autoridades chinas permitirán que los inversores adquieran obligaciones de la Bolsa de Moscú.

En este contexto, el analista financiero Antón Pokatóvich, entrevistado por RT, constató que el éxito de la iniciativa dependerá de la actitud de Pekín.

“Desde el año 2016, cuando fue anunciada la iniciativa, las autoridades chinas se han limitado con diferentes memorandos acerca de la inversiones en Rusia. Sin embargo, todavía no hay aumento real de la entrada de fondos chinos en la economía rusa”, observó el experto.

El analista de la compañía EXANTE Víctor Argónov puso en duda el éxito de los nuevos bonos y sugirió que China no quiere invertir en los activos rusos para no estropear sus relaciones con EEUU.

Por su parte, el director del Departamento de Estudios Asiáticos de la Escuela Superior de Economía de Rusia, Alexéi Máslov, supone que el proyecto podría tener éxito, pero en menor escala de lo que se prevé. “Reduciría la suma anunciada de 1.000 millones de dólares en unas tres veces. (…) Creo que la emisión de bonos tendrá un carácter más bien político y no económico”, advierte.

Cabe destacar que actualmente los inversores chinos no pueden considerarse como actores activos de la Bolsa moscovita. Sin embargo, el director gerente de la Bolsa, Ígor Marich, expresó su esperanza de que la guerra comercial entre China y EEUU haga que Pekín se interese más por invertir en Rusia.

Anteriormente, el Ministerio de Finanzas de Rusia emitió bonos estatales por un valor de 1.000 millones de euros. Esta maniobra ha sido un éxito dado que la demanda superó la oferta.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios