El exministro de Relaciones Exteriores de Cristina Kirchner tenía cáncer. Estaba procesado por la denuncia de Alberto Nisman por encubrimiento al atentado a la AMIA.

A los 65 años murió el excanciller Héctor Timerman. El exministro de Relaciones Exteriores de Cristina Kirchner tenía cáncer desde hace años. Estaba procesado a partir de la denuncia de Alberto Nisman, por presunto encubrimiento a los iraníes acusados por el atentado a la AMIA, por la firma del Memorando con Irán.

La última declaración por esta causa fue el pasado 13 de julio, en su domicilio, por su delicado estado de salud. En esa ocasión negó que hubiera participado en una reunión secreta en Alepo, Siria, como parte de la negociación del Memorando y dijo que a Estados Unidos y a Israel “les conviene que la causa no avance”. “Cuatro años pasaron… ¿Pueden decirme en qué avanzó la causa? Lo único que avanza es mi cáncer y esa es una gran frustración”, dijo el exfuncionario K en su casa, ante los jueces del Tribunal Oral Federal 8 Gabriela López Iñíguez y José Michilini.

Una de las primeras reacciones por su muerte fue la de su hermano Javier Timerman. “Hermano del alma. Gracias por todo lo que hiciste por mi. Te admiro muchísimo. Te voy a extrañar más de lo que te imaginas”, publicó en su cuenta de Twitter. Mientras que la abogada del exfuncionario K Graciana Peñafort escribió un breve mensaje: “Dolor”.

“¿A quién le conviene que en cuatro años estemos en silencio? No hay nadie que siquiera reemplace a (Alberto) Nisman. ¿A quién le conviene esto? Es muy difícil. Yo creo que hay alguien que está frenando esto y no es iraní. Sé que a Estados Unidos y a Israel les conviene que la causa no avance”, declaró Timerman ante los magistrados.

 

Estaba procesado por presunto encubrimiento en el atentado a la AMIA.

Fue una de las piezas clave de la firma del Memorando con Irán.

 

Además negó la supuesta reunión en Alepo, aunque dijo que mantuvo un encuentro con el presidente sirio fuera de ese ámbito. “No recuerdo mucho el año que comenzaron las conversaciones por el Memorándum con Irán”, dijo Timerman, pero mencionó que la primera reunión que solicitaron los iraníes fue en Isla Margarita, Venezuela, en oportunidad de una cumbre de países no alineados. El exfuncionario explicó que “Irán negoció con la Argentina porque necesitaba mostrarle al mundo que podía negociar con un país extranjero” y “no porque le interesara” resolver la cuestión AMIA.

El exfuncionario K había sido procesado por el juez federal Claudio Bonadio por traición a la Patria y encubrimiento agravado. Timerman tuvo un rol clave en el Memorando, ya que participó de las negociaciones y de la firma del acuerdo con Irán.

Una de sus últimas apariciones públicas había sido el pasado 30 de agosto en el Instituto Patria, el “búnker” que la expresidenta impulsó después de dejar el Ejecutivo. “Hoy en el Instituto Patria recibimos una hermosa visita. Te bancamos Héctor, siempre. @TimermanHector”, decía el tuit de la Fundación.

La causa se originó el 14 de enero de 2015 tras la denuncia realizada por Nisman -titular de la UFI AMIA- cuatro días antes de aparecer muerto de un tiro en la cabeza en su departamento departamento de Puerto Madero. El fiscal denunció que detrás del memorando se escondía un interés espurio de reflotar las relaciones comerciales entre la Argentina e Irán para intercambiar granos por petróleo, algo que finalmente no ocurrió.

Para Nisman la maniobra de encubrimiento incluía el intento de hacer caer las circulares rojas de Interpol que todavía pesan sobre cinco ciudadanos iraníes, algo que según el propio fiscal no ocurrió por el desempeño del entonces secretario general del organismo Ronald Noble. En la causa están procesados además la expresidenta Cristina Kirchner y dirigentes K, en un caso que ya fue elevado a juicio oral.

Fuente: tn.com.ar