Palestina insta a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya a lanzar una investigación sobre las construcciones ilegales de Israel en su territorio.

“La Haya debe llevar a cabo una investigación oficial sobre el asentamiento y la ocupación de Israel en las tierras palestinas”, ha reclamado este miércoles el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

Las autoridades palestinas, ha resaltado el político palestino, defenderán sus derechos en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y otras organizaciones internacionales para hacer frente a los asentamientos israelíes.

Erekat ha asegurado también que el Gobierno palestino se sumará a los esfuerzos del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) para publicar una lista negra de compañías que colaboran con Israel en la construcción de viviendas ilegales.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores palestino ha denunciado este mismo miércoles que el pleno apoyo de Estados Unidos a la “política expansionista de Israel” ha animado al régimen de Tel Aviv a continuar “sus proyectos de judaización de Palestina”.

En el caso más reciente, Israel aprobó a finales de diciembre planes para construir unas 2200 viviendas en la ocupada Cisjordania, según denunció la onegé israelí Peace Now (Paz Ahora).

Alrededor de 600 000 colonos israelíes viven en más de 230 asentamientos ilegales construidos en los territorios ocupados de Palestina desde 1967, incluida la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) y Cisjordania.

Todas estas medidas contradicen la resolución aprobada en el Consejo de Seguridad dela ONU en diciembre de 2016, que insta a Israel al “cese inmediato y completo de todas las actividades de asentamiento en los territorios palestinos ocupados”.

Según las autoridades palestinas, la decisión de EE.UU. de reconocer la ciudad ocupada de Al-Quds como “capital” israelí ha alentado a Israel a cometer aun más actos ilegales.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios