Desde 2019, las compañías de Internet deben almacenar información personal de sus usuarios y entregarla al Estado si se considera necesario. Para Human Rights Watch la normativa es una trama para identificar a opositores.

24 horas es el límite que desde este año tienen las compañías de Internet para retirar un contenido que los reguladores de Vietnam consideren que atente contra “la seguridad nacional”.

El objetivo, dicen las autoridades del país, es erradicar “las fuerzas hostiles y reaccionarias”. Así lo aprobó la Asamblea Nacional en junio con más del 90 por ciento de apoyo de los legisladores presentes.

La ley obliga a empresas como Google o Facebook a almacenar información personal de sus usuarios que va desde sus registros médicos, pasando por su lugar de trabajo y hasta su tarjeta de crédito. Según un borrador al que tuvo acceso la agencia Reuters, el Ejecutivo pensó también en añadir los datos étnicos de la población.

Toda esta información puede ser requerida por el Gobierno cuando este lo considere en un movimiento que para la ONG Human Rights Watch (HRW) “aumenta el monopolio del poder del Partido Comunista”. Según Phil Robertson, director adjunto de HRW para Asia “esta ley se pensó para incrementar los poderes de vigilancia del ministerio de Seguridad Pública”.

Ese ministerio se ampara en que esta nueva medida permite luchar contra los ciberataques. Además, este organismo también pide a los gigantes de Internet como Google que establezcan oficinas físicas en su territorio.

Vietnam, un país activo en la red

Esta nación se encuentra entre las diez primeras con más cantidad de usuarios de Facebook. Desde esta empresa expresaron que están comprometidos con la libre expresión de sus cuentas.

Vietnam tiene un acceso a Internet que cobija a más de la mitad de sus 93 millones de habitantes, una tasa similar a Colombia o México en América Latina. Aunque el país experimenta un repunte económico, las autoridades mantienen un férreo control en torno a la información divulgada en los medios.

Esto se pudo evidenciar a mediados de diciembre cuando se emitió una orden de detención contra un activista que publicó material en Facebook del grupo Hermandad por la Democracia. Se trata de una organización prohibida y de acuerdo con la Policía, este usuario intentaba desestabilizar al Gobierno con sus artículos en la red social.

 

Con AFP y Reuters

Fuente: france24.com

Anuncios