Rahaf Mohammed Mutlaq Alqunun, una joven saudita de 18 años que el pasado domingo huyó de su familia, ha abandonado el Aeropuerto Internacional de Bangkok (Tailandia) con la ayuda del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), informa AFP.

Mutlaq Alqunun se encontraba de viaje junto a su familia en Kuwait, de donde escapó hace dos días. La joven tomó un vuelo de Kuwait Airways con destino Bangkok, donde debía tomar un vuelo rumbo a Australia, país del que posee un visado, con la intención de pedir asilo.

Según AFP, Rahaf fue abordada por autoridades sauditas y kuwaitíes en el aeropuerto Suvarnabhumi de la capital tailandesa, debido a que fue denunciada por el familiar encargado de su tutela de viajar “sin su permiso”.

Asimismo, la joven explicó que trató de huir de los malos tratos a los que la sometía su familia, que calificó de “estricta”, y que, según su relato, la mantuvo encerrada “en una habitación durante seis meses” por haberse cortado el pelo. “Estoy cien por cien segura de que me matarán en cuanto salga de la cárcel saudita”, lamentó.

 

Fuente: rt.com

Anuncios