Damasco fue invitado a participar en la cumbre económica de la Liga Árabe en Beirut, pero declinó la invitación, declaró el Embajador de Siria en el Líbano, Ali Abdul Karim Ali.

“La invitación fue enviada por la oficina del presidente del Líbano y la renuncia a la participación en la cumbre fue algo natural”, dijo el diplomático a la televisión libanesa Al Mayadeen.

El embajador explicó que la renuncia se debe a que la Liga Árabe “no corrigió los errores cometidos con relación a Damasco” y recordó que la participación de Siria en esa organización regional sigue congelada desde 2011.

También opinó que en el Líbano muchos consideran necesaria la participación de Siria en la cumbre.

Las autoridades sirias —continuó Ali— “están satisfechas con los éxitos del Ejército” y con el hecho de que se frustraron los planes de los países que agredían a Siria.

Al mismo tiempo indicó que Damasco está dispuesto a cooperar con todos los países que acepten “revisar sus posiciones”.

La cumbre económica de la Liga Árabe que se prevé celebrar en Beirut del 18 al 20 de enero de 2019, examinará varios temas de la reconstrucción de Siria.

Los organizadores de la cumbre informaron en una rueda de prensa que la agenda incluirá 24 puntos relacionados con asuntos económicos y sociales del mundo árabe.

La cumbre finalizará con una reunión conclusiva de los líderes de la Liga Árabe y se espera que al cierre del foro se aprueben una resolución final y la declaración de Beirut.

La participación de Siria en la Liga Árabe fue congelada en noviembre de 2011 tras comenzar el conflicto armado en ese país.

Durante todo este tiempo, Siria, que es uno de los Estados fundadores de la Liga Árabe, no participó en las labores de la organización.

A su vez, la Liga Árabe no participó en las negociaciones sobre el arreglo en Siria a pesar de que se trata de un país clave del mundo árabe.

 

Fuente: sputniknews.com