Alrededor de 600 soldados estadounidenses llegaron a las bases militares sirias ubicadas al este del Éufrates, informó la agencia de noticias turca Anadolu.

Este arribo se produce pese a que, en diciembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró la victoria sobre el grupo terrorista Daesh y que retiraría a unos 2 mil soldados estadounidenses desplegados en Siria.

Según la fuente, los efectivos estadounidenses ahora están ubicados en las bases en la provincia de Alepo, incluida la región de Sarin, ya que se espera que se conviertan en los puntos clave donde las tropas estadounidenses se retirarán del estado devastado por la guerra.

Se rumora que los militares estadounidenses recién llegados asistirán a las tropas durante el proceso de retirada.

La pasada semana, CNN informó que Washington ha enviado fuerzas armadas adicionales a Siria para garantizar el retiro seguro de sus tropas del estado de Medio Oriente.

No obstante, Washington ya había anunciado que no revelaría un plazo para retirar sus tropas y prometió que la lucha de la coalición internacional liderada por Estados Unidos continuaría.

 

Fuente: almayadeen.net

Anuncios