Los directores del cortometraje, Carlos Bover y Julio Pérez, decidieron documentar el devenir de la Franja de Gaza a partir del bombardeo israelí del verano de 2014, cuando la mayoría de medios de comunicación dejaron de cubrir el conflicto.La necesidad de contar las consecuencias que acarrearon en el pueblo palestino la invasión israelí se centraban en la desnutrición, la falta de suministros, medicinas y bienes de primera necesidad. Debido a ello, los directores acordaron que serían las víctimas quienes contarían, en primera persona, todo lo que sucedía en su particular cotidianidad.

 

Source: Diario Público

Anuncios