“Los condenamos, son ilegítimos”, ha indicado este lunes el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, en alusión a los ataques aéreos y de artillería que el régimen de Israel lanza contra las posiciones del Ejército sirio.

El funcionario ruso ha añadido que estas agresiones “no pueden ser justificadas”. En varias ocasiones, El Kremlin ha denunciado los ataques que comete el régimen de Tel Aviv, ignorando la resolución 1701 y los llamamientos de las Naciones Unidas para evitar la escalada militar en el país árabe, y a causa de los cuales miles de sirios han perdido la vida, en su mayoría civiles.

Según el Gobierno de Damasco, los ataques israelíes prolongan la crisis y “animan” a los terroristas a permanecer en suelo sirio.

Riabkov ha denunciado también a Estados Unidos por incumplir su promesa sobre Siria. “Insistimos en la necesidad de que EE.UU. cumpla lo que ha prometido, se trata de retirarse totalmente de Siria y poner fin a su presencia militar allí”, ha resaltado.

La Administración norteamericana, presidida por Donald Trump, anunció el 19 de diciembre de 2018 el comienzo de la retirada de sus tropas del territorio sirio. Tras el anuncio, EE.UU. no ha cesado de enviar armamentos y equipos militares al país árabe, instrumentalizando varios pretextos.

La solución para el conflicto en Siria se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de Naciones Unidas, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

En el marco de las negociaciones de Astaná se acordó la celebración del Congreso de Diálogo Nacional Sirio, que se desarrolló a finales de enero de 2018 en la ciudad rusa de Sochi y culminó con la aprobación de una lista de 150 candidatos a la Comisión Constituyente que deberá redactar la nueva Carta Magna.

Conforme al titular ruso, Washington busca frustrar los esfuerzos para crear la Comisión Constituyente en Siria que allanaría el camino para zanjar la crisis.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios