El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ha explicado su intrincada posición sobre Crimea.

Al responder por qué Minsk todavía no ha reconocido a Crimea como parte de Rusia, Lukashenko aseguró que tiene un entendimiento mutuo sobre este tema con el presidente Vladímir Putin.

El mandatario bielorruso agregó que si reconociera a Crimea como rusa, entonces “en Rusia esto sería un tema para una noche, pero en Ucrania me llamarían perro” y “nada cambiaría”. Solo desaparecería la capacidad de Bielorrusia para mediar en el conflicto entre Rusia y Ucrania, subrayó el presidente.

Sin embargo, en su entrevista para Komsomolskaya Pravda no logró ocultar su verdadera postura hacia la península.

“Los periodistas ucranianos ya me han torturado con este tema. Les hice una pregunta simple: ‘¿cuántos ucranianos murieron durante la pérdida de Crimea? ¿Cuántos tiros hubo?’ ¡Ninguno! Entonces, Crimea no es suya. Si lo fuera, morirían por ella”, opinó.

Al comentar las palabras de Lukashenko, el periodista de Komsomolskaya Pravda, Alexéi Ivanov, alabó el talento del mandatario bielorruso para expresar lo que piensa con palabras fáciles y “sin esconderse en laberintos”.

Además, Ivanov subrayó que la conferencia de prensa dónde Lukashenko se pronunció sobre Crimea duró siete horas.

 

Fuente: sputniknews.com