El responsable de Al Aqsa por el departamento palestino de asuntos islámicos, Firas al-Dibs, informó que más de 150 fanáticos entraron al complejo durante las horas de la visita de la mañana y desfilaron a través de él provocando a los musulmanes.

Un grupo de judíos realizaron visitas provocativas al complejo de la Mezquita Al-Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, bajo una fuerte protección de la policía israelí, denunció la Autoridad Palestina.

El responsable de Al Aqsa por el departamento palestino de asuntos islámicos, Firas al-Dibs, informó que más de 150 fanáticos entraron al complejo durante las horas de la visita de la mañana y desfilaron a través de él provocando a los musulmanes.

Algunos de ellos salieron del complejo después de su recorrido para luego regresar nuevamente con otro grupo, añadió Al-Dibs.

Los fanáticos judíos están tratando de convertir el área de oración de Bab al-Rahma (Puerta de la Misericordia) dentro del recinto en un templo judío.

Esos planes han sido fuertemente denunciados por el departamento de Asuntos Islámicos y los palestinos en general, quienes advierten que tales intentos podrían conducir a la violencia.

Hace dos días, el corresponsal de Al-Mayadeen informó que las fuerzas de ocupación israelíes abrieron las puertas del Monte del Templo frente a los fieles.

Los medios israelíes dijeron que la policía estaba en alerta máxima y que la tensión estaba en su apogeo por temor a una nueva ola de  disturbios.

Las fuerzas de ocupación cerraron las puertas de la mezquita de Al-Aqsa el pasado domingo por la noche.

En ese contexto, las fuerzas de ocupación lanzaron al amanecer de este jueves una campaña de arrestos en las ciudades de Cisjordania en la que 15 ciudadanos fueron detenidos, según las agencias palestinas.

Las fuerzas de ocupación alegaron haber encontrado armas cerca de Qalqiliya, en un momento en que seis estudiantes fueron arrestados en la Universidad de Birzeit.

 

Fuente: almayadeen.net

Anuncios