La Policía de Eslovaquia considera que el empresario Marian Kocner encargó supuestamente el asesinato del periodista eslovaco Jan Kuciak, muerto a tiros junto a su novia en febrero de 2018. Según reveló este jueves (14.03.2019) el fiscal encargado del caso, cuya identidad no se ha revelado por razones de seguridad, la acusación fue entregada hoy a Kocner y se realizó “en base a pruebas objetivas” que no se pueden hacer públicas.

Asimismo, aseguró que la acusación contra el empresario, de 55 años de edad, no responde a ninguna “petición social o presión de la opinión pública” a solo dos días de las elecciones presidenciales este sábado (16.03.2019). El asesinato de Kuciak, de 27 años, y de su novia, produjo el año pasado un terremoto político en Eslovaquia y generó un clima de desconfianza hacia las instituciones del país.

Otros cuatro sospechosos

Tras varias semanas de protestas, el entonces primer ministro, el socialdemócrata Robert Fico, se vio obligado a dimitir, siguiendo los pasos del ministro de Interior y del jefe de la Policía. Según destacó hoy el fiscal eslovaco, el asesinato del  periodista se ordenó por su trabajo periodístico. Kocner está en prisión preventiva por otro posible delito y se convirtió luego en uno de los sospechosos de la muerte de Kuciak.

El ahora acusado engrosa el grupo de otros cuatros sospechosos, todos ellos en prisión preventiva desde octubre pasado, por haber intervenido en la muerte del periodista. La Policía no tiene el arma del crimen, pero sí conoce el modelo, sabe quién la utilizó y el coste del asesinato por encargo, que ascendió a 70.000 euros. El periodista asesinado había escrito sobre estafas millonarias en relación con ayudas comunitarias para la agricultura, además de supuestas relaciones del crimen organizado con la política eslovaca. Kuciak y su novia fueron asesinados a balazos el 21 de febrero de 2018 en su domicilio de Velka Maca, a unos 60 kilómetros de Bratislava.

 

Fuente: dw.com

Anuncios