“Tomé la decisión de renunciar al mandato presidencial”, dijo este martes (19.03.2019) Nursultán Nazarbáyev, de 78 años, en una alocución retransmitida en televisión.

Nazarbáyev tendrá, sin embargo, poderes extendidos tras su salida de la presidencia, gracias a una ley votada en 2018 y a su estatuto de “padre de la nación”, que le garantiza la inmunidad judicial y un papel influyente.

Nazarbáyev llegó a la presidencia país cuando Kazajistán todavía era una república soviética, en 1989, entonces como primer secretario del Partido Comunista.

Desde entonces conservó el poder tras la independencia, en 1991. Fue reelegido varias veces por mayoría absoluta y nunca designó claramente a su sucesor.

El anuncio llega menos de un mes después del brusco despido del gobierno kazajo por parte de Nazarbáyev, que le hizo responsable de los malos resultados económicos.

El presidente prometió luego medidas sociales por miles de millones de euros para responder al descontento creciente de la población, menos de un año antes de las próximas elecciones presidenciales.

 

Fuente: dw.com

Anuncios