Posando con júbilo y con los dedos haciendo el signo de la victoria, así llegó el periodista alemán Billy Six a la zona de seguridad del aeropuerto Berlín-Tegel, para comparecer ante la prensa que le estaba esperando. A sus 32 años, consiguió finalmente regresar a casa tras más de cuatro meses de sufrimiento en Venezuela.

Poco antes de pisar suelo berlinés, aprovechó un enlace en Fráncfort para ofrecer su primera entrevista a la revista de corte conservador “Junge Freiheit”. En ella criticó con dureza al Gobierno alemán: “La embajada y el Gobierno querían enterrarme vivo”, dijo Six: “No me ayudaron en absoluto”. Aparte de dos barritas de cereales, ni siquiera le aportaron para la comida del viaje de vuelta.

Six tuvo que salir con urgencia de Venezuela dos días después de su liberación. La organización de derechos humanos Espacio Público le advirtió de que había fuerzas en el Gobierno venezolano que pretendían asesinarlo. Six explicará los detalles en una conferencia de prensa el martes. Por su parte, el padre del periodista, Edward Six, anunció en entrevista a DW que pretendía demandar al Gobierno alemán por dejación de asistencia. Su liberación, explicó Edward Six, se debe en gran parte al compromiso del ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

Espionaje y rebelión

El periodista independiente y corresponsal de publicaciones como “Junge Freiheit” y “Deutschland Magazin” fue arrestado el 17 de noviembre de 2018 en Venezuela. Recientemente estuvo detenido en régimen de aislamiento en el centro de inteligencia El Helicoide de Caracas, según dijo a “Junge Freiheit”. Se quejó varias veces de las duras condiciones y comenzó una huelga de hambre en diciembre.

También se le negaron los resultados de un examen médico que le practicaron en octubre, después de haber contraído la fiebre del dengue. Durante su cautiverio, los padres acusaron al Gobierno alemán de que no había hecho lo suficiente para asegurar la libración de su hijo. El ministerio de Asuntos Exteriores rechazó las acusaciones.

Las autoridades venezolanas acusaron a Six de traspasar el límite de seguridad durante un discurso de Nicolás Maduro en mayo de 2018. Se le acusó de espionaje y rebelión, causas por las que en Venezuela podría cumplir hasta 28 años de prisión. También se dijo que como periodista se había reunido con el grupo guerrillero colombiano de las FARC.

Por su parte, la organización Reporteros sin Fronteras consideró que las acusaciones no estaban suficientemente probadas y pidió en repetidas ocasiones una liberación inmediata del periodista. Six también había trabajado en otras zonas en guerra como Siria y Libia. En Siria fue arrestado a finales de 2012 y fue detenido durante varios meses, acusado por las autoridades locales de terrorismo y de entrar ilegalmente al país.

AfD en defensa de Six

Especialmente destacable fue el apoyo que el partido Alternativa para Alemania (AfD) ofreció a Billy Six. Desde la formación se reaccionó con “alegría y alivio” ante su liberación. “El éxito se debe al gran esfuerzo de sus padres, a los apoyos entre las filas de la AfD y otros simpatizantes”, declaró el portavoz de Política Exterior del grupo parlamentario de AfD, Armin-Paul Hampel.

Billy Six nunca dejó lugar a dudas sobre su cercanía política con la derecha. Las publicaciones “Junge Freiheit” y “Deutschland Magazin” para las que escribe están catalogadas dentro del espectro conservador de la derecha. Cuando era adolescente, estuvo con la CDU, formación de la que ahora se aleja. En su pagina de Facebook publicó una foto en 2011 con un letrero “Angie”. En ella, el mismo comenta: “pecado juvenil ; – ) … es difícil de creer cómo ha cambiado la buena y vieja CDU”. La AfD también acusó al Gobierno federal de no haberse ocupado lo suficiente del caso debido a la filiación política de Six.

 

Fuente: dw.com