La Casa Blanca anunció el miércoles que rechazó las demandas “ilegales e imprudentes” de los demócratas del Congreso de acceder al informe completo sobre la trama rusa, señalando que el presidente Donald Trump decidió invocar el “privilegio ejecutivo” que le permite retener información.

“Los estadounidenses ven claramente que las maniobras desesperadas de Jerry Nalder (jefe del Comité Judicial de la Cámara de Representantes) apuntan a desviar al presidente de sus éxitos históricos”, dijo la portavoz Sarah Sanders.

“Ni la Casa Blanca ni el fiscal general (Bill) Barr cumplirán con las demandas ilegales e imprudentes de Nadler”, añadió.

El anuncio se produjo justo al comienzo de una audiencia en la Cámara de Representantes para iniciar el proceso por desacato contra Barr por negarse a entregar el informe completo y su evidencia subyacente, reseñó la agencia AFP.

Nalder denunció de inmediato la iniciativa “sin precedentes” de la Casa Blanca y pidió a todos los legisladores que reaccionen en nombre de las “instituciones”.

“Nadie, ni el fiscal general, ni el presidente, pueden estar por encima de la ley”, dijo.

 

Fuente: ntn24.com