El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió el jueves designar al grupo chiíta libanés Hezbollah como “grupo terrorista, al cumplirse 25 años del atentado contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires, que Argentina le atribuye.

El llamado de Almagro se produce el mismo día en que el gobierno argentino de Mauricio Macri incluyó a Hezbollah en su registro de grupos terroristas, congelando todos sus activos y los de sus líderes por considerarlo “una amenaza actual y vigente para la seguridad nacional y la integridad del orden económico financiero” del país, según un comunicado oficial.

En un discurso ante el Consejo Permanente de la OEA, que reúne a los representantes de los 34 miembros activos del bloque regional, Almagro dio sus condolencias a Argentina por el peor ataque terrorista de su historia, que dejó 85 muertos y sigue impune, y llamó a tomar medidas para evitar que algo así se repita.

“Comprometámosnos a (…) nombrar a Hezbollah como organización terrorista que atenta contra los principios de la dignidad humana que defendemos en este hemisferio”, dijo.

Argentina ha acusado del ataque a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) a altos ex funcionarios iraníes, entre ellos el ex presidente Ali Rafsanjani, y al movimiento chiíta libanés Hezbollah, pero éstos han negado estar implicados.

En su discurso, Almagro también instó “a toda la comunidad hemisférica” a adoptar la definición oficial de antisemitismo de la organización intergubernamental Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés), que la secretaría general de la OEA ya adoptó, al igual que países como Canadá y Nicaragua.

Según la IHRA, “el antisemitismo es una cierta percepción de los judíos, que puede expresarse como odio hacia los judíos. Las manifestaciones retóricas y físicas de antisemitismo están dirigidas a individuos judíos o no judíos y/o sus propiedades, a instituciones comunitarias judías e instalaciones religiosas”.

Además, Almagro convocó a la OEA a “elevar la lucha contra el terrorismo y el antisemitismo en el hemisferio”, poniéndolos como “prioridad en la agenda”.

“El antisemitismo es un mal a nivel global y cada uno de nuestros países tiene que tener especial cuidado y tomar acciones contundentes al respecto”, enfatizó, señalando que actores como Hezbollah “no tienen cabida alguna” en la región.

Según el comunicado de la Unidad de Información Financiera (UIF) de ArgentinaHezbollah ya ha sido designado como “organización terrrorista” por Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Israel, Holanda y la Unión Europea.

Durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente para honrar a las víctimas del atentado a la AMIA, el secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Paulo Abrao, llamó a la región a redoblar los esfuerzos para sancionar a los responsables.

Luego de un minuto de silencio, también condenaron lo ocurrido los representantes de Uruguay, Canadá, Paraguay, Costa Rica, Ecuador, Perú, Brasil, Venezuela, Chile, Colombia, Nicaragua, El Salvador, Estados UnidosGuatemala y Bolivia, así como Francia como observador permanente de la OEA.

Argentina encabezó después una emotiva ceremonia en el patrio central del edificio principal de la OEA en Washington, en la que se encendieron velas en honor de cada uno de los 85 fallecidos.

 

Fuente: infobae.com

Anuncios