El ministro de Relaciones Exteriores de Jordania condenó el jueves a Israel por aprobar la construcción de nuevas viviendas en la ocupada Cisjordania.

“La aprobación de Israel de la construcción de 2.300 casas nuevas es un paso unilateral y condenable”, escribió Ayman Safadi en Twitter. “La comunidad internacional necesita adoptar una actitud que presione a Israel para que ponga fin a sus prácticas que socavan los esfuerzos y las oportunidades de paz”.

Safadi dijo que los nuevos asentamientos junto con la demolición de las casas de los palestinos aumentan la ocupación, lo que hace imposible la paz integral.

Alrededor de 650.000 judíos israelíes viven actualmente en más de 100 asentamientos construidos desde 1967, cuando Israel ocupó Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Los palestinos quieren estos territorios junto con la Franja de Gaza para el establecimiento de un futuro estado palestino.

El derecho internacional ve a Cisjordania y Jerusalén Oriental como “territorios ocupados” y considera que toda actividad de construcción de asentamientos judíos allí es ilegal.

 

Fuente: monitordeoriente.com