Los primeros reportes indican que al menos 24 personas murieron tras la explosión y otras 31 resultaron heridas. Fuentes indican que el presidente afgano resultó ileso.

La explosión ocurrió en Charikar, capital de la provincia de Parwan, norte de Kabul. Un funcionario local reportó que la explosión fue causada por un atacante suicida. El presidente Ashraf Ghani se iba a dirigir a los asistentes como parte de la campaña presidencial. El director del hospital de la provincia indicó que hasta ahora se registran 24 muertos y 31 heridos.

“Entre ellos hay mujeres y niños y la mayoría de las víctimas parecen ser civiles”, dijo a Reuters Abdul Qasim Sangin, director del hospital, “las ambulancias siguen operando, y el número de víctimas puede aumentar”. Ghani añadió que “el presidente está ileso”.

El medio afgano Tolo News registró las imágenes del lugar donde ocurrió el atentado.

 

Una segunda explosión en Kabul deja hasta ahora seis muertos

Este mismo martes 17 de septiembre se registró una segunda explosión en Kabul, la capital afgana. Hasta el momento, la policía reporta 22 personas muertas y 38 heridos.

“Estamos investigando si se trató de un ataque suicida o si una bomba magnética estaba instalada en una motocicleta”, señaló el vocero del Ministerio del Interior Nasrat Rahimi.

El vocero de la policía en Kabul, Firdaus Faramarz, afirmó que no había información inmediata sobre las víctimas de la explosión en la capital. El ataque ocurrió cerca a la plaza Massood, una congestionada intersección en el centro de Kabul ubicada cerca a varias oficinas gubernamentales, a la Embajada de Estados Unidos en Afganistán y a las oficinas de la OTAN en el país.

La violencia se intensifica en la etapa previa a las elecciones presidenciales

El grupo Talibán se adjudicó los ataques. La explosión llega en un momento en el que los comandantes del grupo armado han hecho un llamado para intensificar los ataques contra las fuerzas afganas y los uniformados extranjeros en Afganistán. Su objetivo es boicotear las elecciones presidenciales del 28 de septiembre, en las que el presidente Ghani aspira a la reelección.

Ataques como los de este martes han fracturado la posibilidad de llegar a un acuerdo de paz entre el gobierno y sus detractores armados. La semana pasada se desechó la posibilidad de un encuentro entre los líderes de el Talibán y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego de que la explosión de un carro bomba cobrara la vida de un soldado estadounidense y 11 personas más.

 

Por Césaro Rojas Angel

Fuente: france24.com