China envió al espacio su satélite de observación desde el Centro de Lanzamiento de Satélites Taiyuan en la provincia de Shanxi, norte de China, a las 2:51 horas del sábado (hora de Beijing).

El satélite, el Gaofen-10, fue lanzado a bordo de un cohete Gran Marcha-4C y entró exitosamente en la órbita planeada. Esta fue la 314ª misión de vuelo de la serie de cohetes portadores Gran Marcha.

Como parte del proyecto del país de observación de alta definición de la Tierra, el satélite de teledetección por microondas es capaz de proporcionar fotografías con una resolución de menos de un metro.

El Gaofen-10 será usado en estudios topográficos, planificación urbana, diseño de redes de carreteras, cálculos de rendimiento de cultivos, y ayuda en caso de desastres. También puede ser útil para las estrategias nacionales clave, tales como la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

El satélite y el cohete portador fueron desarrollados por la Academia de Shanghai de Tecnología de Vuelos Espaciales perteneciente a la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China.

 

Fuente: xinhuanet.com