Un total de 600 dispositivos, entre computadoras, pendrives y CD serían parte de los equipos de propiedad de Julian Assange que fueron incautados el 20 de mayo pasado en la Embajada de Ecuador en Londres, y con los cuales se inició el miércoles en Criminalística el reconocimiento, exhibición y extracción de la información.

Al inicio de la audiencia privada acudieron solo el abogado de Assange en Ecuador, Carlos Poveda, y el fiscal subrogante, Wilson Toainga. Los delegados de la Fiscalía de Estados Unidos que también fueron convocados porque esta acción es parte de la asistencia penal solicitada por ese país, no participaron.

Pese a que el proceso pericial de reconocimiento, exhibición y extracción se inició y podría durar un par de semanas por el volumen de información, Poveda abandonó la diligencia. Él aclaró que no va a avalar con su presencia ningún proceso de investigación “inconstitucional, arbitrario y discrecional”.

La defensa de Assange insiste en que se ha roto la cadena de custodia de los dispositivos. Según Poveda, ellos tendrían información de que hace dos o tres semanas Ecuador entregó parte de las evidencias a la defensa inglesa de Assange.

En abril pasado, el Gobierno le retiró el asilo a Assange, y luego fue arrestado por autoridades del Reino Unido. (I)

 

Fuente: eluniverso.com

 

Anuncios