La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) denunció una fuerte represión a los habitantes de la parroquia La Esperanza, en la provincia de Imbabura, al norte del país, en medio de las protestas contra las medidas económicas anunciadas por el presidente, Lenín Moreno.

La represión tuvo lugar este domingo. La CONAIE señala que a la población, de poco más de 7.000 habitantes, ingresó gran cantidad de uniformados, en caballos y vehículos blindados, que lanzaron perdigones y gases lacrimógenos contra los manifestantes.

Según el movimiento indígena, los policías y militares ingresaron a las viviendas y terrenos privados. Mientras, los pobladores se refugiaron en las lomas que rodean al poblado.

Hasta el momento se desconoce una cifra oficial del saldo que dejó este operativo en esa población.

Una marcha hacia Quito

Las protestas en Ecuador comenzaron el jueves de la semana pasada, luego que dos días antes Moreno anunciara varias medidas económicas, en respuesta a un acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Entre los anuncios estuvo la eliminación del subsidio a las gasolinas extra y ecopaís y al diésel, lo que produjo su incremento.

El gremio de transportistas del país fue quien inició las manifestaciones, pero las dio por terminadas un día después. Sin embargo, varios movimientos se declararon en movilización indefinida, hasta que se deroguen las medidas, que denominaron “paquetazo”.

La CONAIE anunció una marcha indígena hacia Quito, la capital del país, para manifestar su descontento. Las movilizaciones, dependiendo del punto de partida, avanzan por varias vías.

Actualmente, en el país rige un estado de excepción, decretado por Moreno el jueves pasado que, por ahora, tiene previsto extenderse por 60 días.

En respuesta a ello y ante el avance de las fuerzas militares y policiales, la CONAIE también declaró estado de excepción en todos los territorios indígenas del país.

 

Fuente: rt.com