Fuertes disturbios se registran en Quito, capital de Ecuador, en medio de las protestas contra el ‘paquetazo’ de medidas económicas, anunciadas por el presidente Lenín Moreno.

En unas pocas cuadras del Centro Histórico de la ciudad capital, en las inmediaciones de la Plaza del Teatro, se registran enfrentamientos entre un grupo de manifestantes y la policía. “¡Viva la lucha del pueblo!”, “¡Abajo el Gobierno!”, se oye gritar a los descontentos.

Los policías han logrado hacer retroceder a los descontentos, con gran número de gases lacrimógenos, que ha llenado de humo todo el perímetro. Las detonaciones son recurrentes en la zona.

Los manifestantes responden con piedras, palos y otros objetos que consiguen a su paso a los uniformados. Algunos han causado destrozos a edificaciones antiguas del Centro Histórico.

La primera columna de manifestantes que ingresó al Centro Histórico, fue convocada por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), a la que se unieron otros gremios laborales y estudiantiles.

Sin embargo, esa columna fue dispersada con gases lacrimógenos y una tanqueta policial que arremetió, a gran velocidad contra los manifestantes.

Marcha indígena avanzó pacíficamente

Por calles aledañas, una marcha que fue convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), avanzó pacíficamente hacia la plaza de Santo Domingo, también en el Centro Histórico. Luego retornaron al parque El Arbolito, desde donde habían partido, e instalaron una asamblea popular, para tomar resoluciones.

“El paquetazo nos afecta a todos”, dijo una de las manifestantes indígenas, en declaraciones a RT. Añadió: “salimos a luchar por nuestros hijos, salimos a luchar por el pueblo”.

“El Gobierno dice que el gobierna para el pueblo, pero es mentira, el gobierna para las empresas, para las corporaciones, todas las medidas favorecen a los empresarios, el pueblo está aquí en las calles, somos la mayoría”, enfatizó otra de las marchantes.

Otra manifestante criticó la falta de medios de comunicación nacionales en la multitudinaria manifestación: “nos sentimos muy mal porque somos pueblo y ellos también son pueblo y nos tratan como animales”, enfatizó.

Añadió que en los medios locales “no se dan cuenta que todo el paquetazo nos afecta a todos y en lugar de unirse al pueblo dicen que no está pasando nada aquí en Ecuador, son unos hipócritas, sinvergüenzas, ladrones”.

Otro de los descontentos agradeció la cobertura de los medios internacionales a las protestas, “porque la prensa ecuatoriana es una porquería, son unos vendidos”.

Los movimientos indígenas han marcado distancia de los “violentos”, a quienes consideran “infiltrados”.

Incluso, la CONAIE ha anunciado que aplicará la “ley indígena” contra los manifestantes violentos. El lunes pasado, en una concentración en las cercanías de la Casa de la Cultura Ecuatoriana tomaron a algunos y los expulsaron de las manifestaciones.

 

Fuente: rt.com