El régimen turco continuó por segundo día consecutivo sus agresiones contra el territorio sirio y bombardeó a varias ciudades y poblados en las provincias nororientales sirias de Hasakeh y Raqa.

Los bombardeos con artillería y aviación apuntaron contra la infraestructura e instalaciones vitales como las plantas de agua y electricidad, las presas, las instalaciones petroleras y los barrios poblados.

En la provincia de Hasakeh, las fuerzas del régimen turco continuaron sus bombardeos con artillería y aviación contra las localidades de Ras Ain y Qamishli, y también contra la ciudad de Ain Isa, en el campo norte de Raqa.

En la ciudad de Ras Ain, las agresiones causaron la muerte de cinco civiles y heridas a otros nueve, mientras fue bombardeada y quemada la principal planta petrolera en los campos de petróleo de Rumeilan cerca  la frontera turca.

Otros bombardeos turcos contra la carretera entre Raqa y Tal Abyad dejaron muertos a tres civiles mientras decenas fueron lesionados.

Asimismo, las fuerzas del régimen turco atacaron con misiles la ciudad de Ein Issa, en el norte de Raqa, lo que provocó daños materiales en las viviendas de los residentes y las propiedades públicas y privadas.

Por otro lado, el corresponsal de SANA desmintió las alegaciones del Ministerio de Defensa turco por su control a varias posiciones y puntos en Ras Ain, así como afirmo que las noticias sobre los ataques contra el Aeropuerto Internacional de Qamishli son completamente falsas.

Informó además sobre la retirada en dos grupos de 100 soldados de las fuerzas de ocupación de EE.UU del territorio sirio hacia Irak a través del ilegal cruce fronterizo de Simalka.

Los soldados se retiraron acompañados por decenas de vehículos.

El periodista señaló la partida de diez oficiales de las fuerzas de ocupación estadounidenses acompañados por varios expertos extranjeros de la base ilegal estadounidense Rumilan hacia territorio iraquí a través del cruce ilegal Simalka.

En otro contexto, las milicias FDS continúan con sus prácticas represivas contra los civiles, donde llevaron a cabo varias redadas en los poblados de Tal Nemr para reclutar a los jóvenes y obligarlos a combatir en las zonas donde hay enfrentamientos.

 

Fuente: sana.sy

Anuncios