Un acuerdo para un Brexit y una salida ordenada de Gran Bretaña de la Unión Europea ​es finalmente posible. Se han iniciado intensas negociaciones para llegar a un final razonable para ambas partes.

Después de las tres horas de conversaciones entre Boris Johnson y su colega irlandés Leo Varadkar en un manoir británico cerca de Liverpool, ambos coincidieron el jueves en que había un “camino posible” para llegar a un acuerdo antes del 31 de octubre.

Después de haber informado en detalle al negociador europeo Michel Barnier y éste a la “Brexit Task “ de Bruselas, el “túnel”, la última instancia para detallar un acuerdo, se ha puesto en marcha este mediodía.

La “luz verde” fue otorgada por los 27 países europeos en la tarde del viernes para avanzar “en intensas negociaciones” con Gran Bretaña por el Brexit. Por la mañana, Barnier se entrevistó con el secretario del Brexit, Steve Barclay, con quien sus relaciones son normalmente tempestuosas.

“Pienso que a esta altura, lo menos que se diga es mejor. El foco se centra en Bruselas​, donde el señor Barclay va a entrevistarse con Michael Barnier y anticipo que esto va a llevar a que se presenten más detalladas propuestas británicas, y luego comienza la posibilidad de entrar al proverbial túnel”, explicó el Taoiseach Leo Varadkar desde Blanchardostown, el viernes por la mañana.

Irlandeses y europeos creen que Gran Bretaña van a avanzar hacia un partenariado de aduanas similar al que ya había propuesta la ex primera ministra Theresa May en su acuerdo. Hay cierto escepticismo entre los europeos sobre cuántos detalles puedan ser acordados antes del 31 de octubre y que consigan la aprobación de la Cámara de los Comunes.

Pero el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció el mismo viernes que él había presentado un ultimátum a Boris Johnson de presentar nuevas propuestas del Brexit o “no había más chances”. Pero que estaban emergiendo “señales positivas”. Pero que “no hay garantías de éxito”.

Al salir de su encuentro con el secretario del Brexit, el negociador europeo Michael Barnier dijo que el “Brexit es como subir a una montaña. Nosotros necesitamos vigilancia, determinación y paciencia”.

La decisión es puro oxígeno para Boris Johnson, que no encontraba una salida para cumplir con su promesa de irse de la UE con o sin acuerdo el próximo 31 de octubre. Ni Downing St ni Dublin están dispuestos a admitir qué concesiones se hicieron con respecto al mercado único o a la unión aduanera para alcanzar este posible entendimiento.

 

Por María Laura Avignolo

Fuente: clarin.com

Anuncios