El movimiento indígena de Ecuador que encabeza las protestas contra las medidas de austeridad económica adoptadas por el Gobierno a petición del Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este sábado (12.10.2019) que sostendrá el “diálogo directo” propuesto por el presidente Lenín Moreno tras diez días de protestas y disturbios en el país.

“Luego de un proceso de consulta con las comunidades, organizaciones, pueblos, nacionalidades y organizaciones sociales, hemos decidido participar en el diálogo directo” con Moreno, dijo la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) en un comunicado.

Conaie se retracta, pero insiste en “derogatoria o revisión del decreto”

La organización reconsideró su negativa inicial y aceptó un encuentro cara a cara con el presidente para discutir “la derogatoria o revisión del decreto” sobre las reformas económicas, tras las protestas que dejaron cinco muertos y casi 2.000 heridos y detenidos.

El viernes, Moreno consideró “indispensable frenar la violencia” e invitó a la Conaie a “encontrar soluciones” frente al llamado de la dirigencia a radicalizar las acciones, tras el fracaso de una primera tentativa de acercamiento a instancias de la ONU y la Iglesia católica.

Sin embargo, el movimiento indígena dijo que la propuesta carecía de “credibilidad”, e insistió en que solo se sentaría a conversar “cuando se derogue” el decreto que eliminó subsidios y encareció los combustibles en hasta 123 por ciento.

Liderados por mujeres, los indígenas salieron a marchar este sábado en el marco de nuevas protestas y focos de violencia contra los ajustes.

La oleada de protestas en Ecuador liderada por el movimiento indígena, con el apoyo de otras organizaciones sociales, comenzó el pasado 3 de octubre cuando entró en vigor un decreto ejecutivo que eliminó el subsidio al precio de la gasolina, una de las medidas establecidas en un acuerdo crediticio por 4.200 millones de dólares con el FMI.

 

Fuente: dw.com

Anuncios