Las protestas en distintas ciudades de Cataluña se han repetido este martes (15.10.2019), donde los cortes de carreteras y líneas ferroviarias han marcado la pauta. Asimismo, diversas delegaciones del gobierno se han visto rodeadas por manifestantes que critican las sentencias dictadas el lunes contra nueve líderes catalanes, condenados por haber participado en el referéndum independentista de 2017.

Las masivas protestas del lunes dejaron a dos personas con heridas de gravedad. Uno lesionado en un ojo, al que le ha estallado el globo ocular, y otro que ha tenido que ser operado en el Hospital Clínic de Barcelona por traumatismo testicular, son los más críticos de los 131 lesionados registrados por el Sistema de Emergencias Médicas (dependiente de la Generalitat) tras los choques con la policía.

El lunes, miles de personas convocadas por la organización “Tsunami Democrático” colapsaron durante horas los accesos a la terminal del aeropuerto de Barcelona en la protesta más contundente del movimiento separatista: más de 100 vuelos cancelados, muchos pasajeros varados y 115 heridos por las múltiples escaramuzas con la policía fueron el saldo de dicha jornada. Este martes, otros 45 vuelos debieron ser cancelados.

Choques con la policía

A lo largo del segundo día de manifestaciones se han registrando también cortes intermitentes de carreteras en toda Cataluña desde primera hora de la mañana, como la AP-7. También se interrumpió el tráfico ferroviario de cercanías entre las localidades de Puigcerdà y Urtx por la quema de objetos, pero el servicio se reanudó temprano.

En horas de la tarde, miles de personas se reunieron frente a las delegaciones del gobierno en las capitales catalanas. En Barcelona, la policía trató de contener a algunos de los manifestantes convocados por los Comités de Defensa de la República, quienes se concentraron a pocos metros de la Delegación del Gobierno español y lanzaron objetos contra los agentes cuando intentaban romper el cordón de seguridad.

Varios miles de personas participaron en otra manifestación, ésta convocada por Òmnium y la Asamblea Nacional Catalana, a favor de la “autodeterminación” y de los condenados y para reivindicar que el independentismo es un movimiento “cívico y pacífico”, para lo cual realizaron una sentada.

 

Fuente: dw.com