Tras varios días de ataques en el norte de Siria, las autoridades kurdo-sirias hicieron un llamado a la comunidad internacional para que intervenga de manera urgente, para poder evacuar a muertos y heridos de las localidades que se encuentran bajo fuego turco desde el 9 de octubre.

“Desde la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria hacemos un llamado a la comunidad internacional, ONGs de Derechos Humanos, Liga Árabe, Rusia y coalición internacional para que intervengan urgentemente para abrir un corredor humanitario seguro con el fin de evacuar a los muertos y civiles heridos que se encuentran atrapados en la ciudad de Ras al Ain”, indicó la autoridad kurdosiria en un comunicado.

La población de Ras al Ain es una de las más afectadas en la ofensiva que se ha cobrado hasta ahora la vida de más de 200 civiles, según las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza liderada por los kurdos que controla militarmente el noreste de Siria.

Un portavoz militar de las FSD, Mervan Qamishlo, indicó que la aviación turca ha bombardeado dos veces este jueves (17.10.2019) el único hospital en Ras al Ain y también han alcanzado a una ambulancia matando a los dos miembros del personal sanitario y los dos heridos que se encontraban en su interior.

Ras al Ain es una de las poblaciones que se emplaza en la franja fronteriza que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quiere establecer en el norte de Siria con unos 30 kilómetros de profundidad para reasentar a dos millones de refugiados sirios que huyeron de la guerra en su país natal iniciada en 2011.

 

Fuente: dw.com