El gobierno de Chile informó que la violenta jornada del sábado y los episodios de esta madrugada dejaron 52 carabineros lesionados en la región Metropolitana y 10 en el interior del país. Además, agregó que 15 civiles también fueron lesionados.

Sobre las detenciones, Chadwick detalló que 625 personas fueron arrestadas en la Región Metropolitana y 91 en esto del país, y que al menos 244 fueron detenidos por infracción del toque de queda. “El trabajo de las fuerzas de orden ha sido indispensable”, aseguró el funcionario de Sebastián Piñera.

Las autoridades, además, revelaron que se produjeron “53 eventos graves de violencia” durante la noche y madrugada de hoy en todo el país, pero 50 de ellos ocurrieron en Santiago.

También confirmaron que siete buses fueron incendiados en la región Metropolitana y 8 estaciones de Metro fueron vandalizadas. En un supermercado en la comuna de San Bernardo se produjo un saqueo y un incendio en donde murieron 2 mujeres y hay 1 persona que quedó herida con e 75% de su cuerpo con quemaduras. “Y En la madrugada en un control, quedaron con heridas de balas dos personas, esto se produjo en la comuna de Puente Alto en el límite con La Pintana”, explicó Chadwick.

“Estamos viviendo altísimos niveles de delincuencia, pillaje y saqueos”, dijo Alberto Espina, ministro de Defensa.

En tanto, en el aeropuerto de la capital chilena, centenares de personas quedaron varadas, muchas de ellas durmiendo en el piso, por la cancelación o reprogramación de vuelos. El Gobierno desplegó militares también en las regiones de O’Higgins y Coquimbo, igualmente golpeadas por la violencia.

Las protestas comenzaron el viernes debido al alza de la tarifa del metro de Santiago, que cada día utilizan cerca de tres millones de personas, de 800 a 830 pesos. Una serie de incidentes violentos en las estaciones del subterráneo llevaron al Gobierno a decretar el estado de emergencia y a desplegar militares en las calles por vez primera desde el retorno a la democracia en Chile tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet, en 1990. Cuando las manifestaciones desbordaron varios puntos de Santiago, con saqueos al comercio, enfrentamientos con la policía y militares y quemas de estaciones del metro, Piñera dio marcha atrás y suspendió el sábado el alza del boleto del metro.

El domingo, el mandatario se reunirá con sus ministros y autoridades de los demás poderes para discutir la situación. Y también convocó a una mesa de diálogo “amplia y transversal” para acometer demandas sociales, que de momento no tienen un líder visible ni un pliego de peticiones preciso.

 

Fuente: infobae.com

Anuncios