En un evento esperado por muchos amantes de la cultura y la historia de Siria, el Museo Nacional de Alepo reabrió hoy sus puertas ante los visitantes y los arqueólogos tras varios años de estar cerrado debido a la guerra terrorista contra Siria.

En el museo, se exhiben más de 50 mil piezas que representan los testigos vivos de las antiguas civilizaciones.

El Director General de Antigüedades y Museos, Mahmoud Hammoud, dijo a los periodistas que la reapertura del museo después de su cierre durante ocho años es una declaración del regreso de la vida a esta importante instalación cultural.

Destacó que el museo alberga piezas antiguas raras que representan las civilizaciones de los valles  Khabour y Éufrates, la Región Central, Idleb y Alepo.

“Es un mensaje de conocimiento y amor que confirma que el pueblo sirio triunfó sobre la injusticia, la agresión, el terrorismo y la ignorancia”, dijo Hamoud.

El Museo Nacional de Alepo es uno de los importantes museos del mundo entero por el inigualable valor de las antigüedades que tiene.

Durante los años de la guerra terrorista fue blanco de ataques terroristas con morteros durante los años de la crisis en Siria, lo cual llevó las autoridades a cerrarlo después de evacuar y asegurar los objetos valiosos que contenía.

El museo fue fundado en 1924 y remodelado en 1972, y cuenta con cinco secciones; la Prehistórica, las Antiguas Civilizaciones de Siria, Época Clásica, la Historia Árabe Islámica, y la sección de Arte Moderno.

El edificio abarca dos patios; un patio interior creado en 1974 donde se exhiben estatuas de los dioses Hedad y Teshub, y manuscritos cuneiformes datados del primer milenio AC.

En el patio exterior se observan piezas arqueológicas que corresponden a diferentes épocas (asiria, romana, bizantina, árabe e islámica).

Algunas piezas arqueológicas que fueron halladas en el sitio de Tal Half situado al norte de Siria (al oeste de la ciudad de Ras Ain) y datan de la época prehistórica, y se consideran la esencia y el núcleo de los objetos de este museo.

Se destaca que la entrada del Museo de Alepo está decorada con una copia de la fachada del palacio royal de Tal Halaf que se remonta al siglo IX ac.

 

 

Fuente: sana.sy