Diosdado Cabello afirmó que los misiles estarían dirigidos hacia La Candelaria y El Nogal

Altos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro revelaron hacia qué lugares estarían dirigidos misiles rusos para atacar a Colombia. Mencionaron dos importantes zonas de Bogotá: La Candelaria y El Nogal.

Se trata de Diosdado Cabello, el segundo hombre más poderoso del chavismo, y del chavista ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, quiénes además de anunciar qué puntos estratégicos tendrían en la mira a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ya que acusaron al presidente de Colombia, Iván Duque, de querer sobornar a oficiales venezolanos.

Padrino López aseveró que Colombia supuestamente ha contactado a militares venezolanos para obtener tarjetas electrónicas del sistema de armas, mientras que Cabello señaló que desde el vecino país están tentando a oficiales venezolanos «para que se roben equipos de los aviones Sukhoi y hasta un misil ruso».

«Fue contactado un oficial desde Colombia, fíjense lo miserable que es Iván Duque, narcoparaco, para que se robara un Igla-S, (…) le iban a pagar 40 000 dólares para que entregara el Igla-S, para derribar un avión y generar un falso positivo y decir que había sido el Ejército venezolano para buscar la causa de guerra», aseguró Cabello.

Los Igla-S son un sistema de misiles portátiles de fabricación rusa que tiene Venezuela, ya que Moscú es uno de los principales aliados políticos y militares de ese país.

Colombia, dijo Diosdado «está pagando dinero, ofreciendo dinero» y afirmó que habrían ofrecido «hasta un millón de dólares» por piezas de un avión Sukhoi.

Como es costumbre, ninguno de los funcionarios mostró pruebas contundentes de sus acusaciones. Sin embargo, sus declaraciones serían calificadas de alarmantes tras confirmar que la tiranía busca desestabilizar al Gobierno Duque.

La Candelaria es una de las más importantes localidades de Bogotá donde se encuentran concentrados los diferentes poderes del Estado: la Casa de Nariño, el Congreso de la República, la Corte Suprema de Justicia, la Corte Constitucional, entre otros. En la zona también está la Catedral Primada, está rodeada de colegios, museos, universidades, y cuenta con una de las bibliotecas más importantes de América, la Luis Ángel Arango.

Por otra parte, El Nogal es un barrio residencial donde está el Club El Nogal, que en febrero de 2003 sufrió un atentado perpetrado por las FARC, que dejó un saldo de más de 200 heridos y 36 muertos, entre ellos varios menores de edad.

Diosdado afirmó que los misiles estarían dirigidos hacia esas zonas porque, según él, «ahí es donde vive la burguesía colombiana, los que han saqueado a Colombia; ahí no vive el pueblo colombiano, sino la burguesía”.

No es primera vez que se conoce que el régimen de Maduro tiene planes para desestabilizar al Gobierno Duque en Colombia. En septiembre se conoció que la tiranía cuenta con el respaldo de los grupos guerrilleros colombianos para atacar al país vecino.

Un reportaje de la revista Semana reveló que entre la guerrilla colombiana y las Fuerzas Armadas de Venezuela existe una alianza. Al parecer los guerrilleros pueden hacer uso de los servicios de inteligencia de ese país para elaborar planes de ataque contra Colombia, «analizan puntos estratégicos de la infraestructura colombiana, así como instalaciones gubernamentales, militares, puertos, aeropuertos, puentes y carreteras».

 

Por Sabrina Martín

Fuente: panampost.com