El representante especial estadounidense para los Balcanes occidentales, Matthew Palmer, expresó su preocupación ante la posible compra de armas rusas por parte de Serbia, en una entrevista difundida el viernes por una televisión de Macedonia del Norte.

“Nos preocupa, no solamente por el despliegue de equipamiento militar ruso, sino también ante la posibilidad de que Serbia compre importantes sistemas militares rusos”, declaró Palmer a la cadena Elsat.

El diplomático estadounidense reaccionó al despliegue, la semana pasada en Serbia, de  S-400 y de Pantsir, los dos sistemas de defensa antiaérea rusos más avanzados, como parte de los ejercicios militares “Escudo eslavo 2019”, reseñó AFP.

Es la primera vez que esos sistemas fueron enviados al extranjero para maniobras militares, indicó el ministerio ruso de Defensa. Los S-400 y los Pantsir ya operan en Siria, donde han demostrado su eficacia.

El S-400 es un sistema de misiles antiaéreos, y el Pantsir un medio móvil de defensa antiaérea.

El presidente serbio Aleksandar Vucic dio a entender, al visitar esas maniobras, que a Serbia le gustaría contar con esos cohetes. “Nos gustaría, pero en estos momentos la única manera sería que Rusia nos los deje. No tenemos medios para comprarlos” añadió.

 

Fuente: ntn24america.com

Anuncios