Venezuela es el país con menor libertad de internet en la región; así lo afirma el más reciente informe de Freedom House, una organización no gubernamental con sede en Estados Unidos.

El régimen de Nicolás Maduro que controla las comunicaciones en el país suramericano, ha logrado convertir a ese país en la nación con menos calidad y libertad en acceso a Internet.

De acuerdo con la ONG los dos principales motivos por los que el índice de libertad en la red disminuyó se debe a los apagones masivos que afectan a todo el país y al bloqueo de transmisiones en vivo y páginas web por parte de la dictadura.

“Gran parte del empeoramiento puede ser atribuido al control de la información por parte de las autoridades”, explicó a La Voz de América Amy Slipowitz, investigadora de Freedom HouseLa especialista agregó que “hay un control muy estricto sobre qué tipo de información está disponible en Venezuela».

Y es que según el Instituto Prensa y Sociedad (IPS), una organización de periodistas de investigación que aboga por el acceso a la información, Venezuela tiene la conexión más lenta a internet de todo el continente y adicionalmente se rodea de bloqueos de páginas web que incomodan al régimen.

Ipys registró 881 bloqueos en plataformas digitales entre el 1° de enero y el 25 de julio de 2019; 48 páginas web de medios de comunicación nacionales y extranjeros fueron censuradas arbitrariamente unas 434 veces en Venezuela en los primeros siete meses de 2019.

De hecho, este portal, PanAm Post, también ha sido víctima de ciberataques extranjeros. En enero de 2019 durante la juramentación del presidente (e) Juan Guaidó, nuestras páginas en español (www.es-panampost.com) y en inglés (www.panampost.com) sufrieron una serie de ciberataques coordinados.  Los ataques se efectuaron por medio de una sobrecarga de visitas en la página, ataques tipo DDOS.

En el país donde Maduro controla la información, el acceso a la web también es el que tiene peor conexión; de hecho la calidad del internet es aún más deficiente que la de Cuba e Iraq.

En octubre la Organización No Gubernamental Estrategia Ciudadana en su informe Calidad de internet en Venezuela, la censura invisible reveló que Venezuela ocupó el puesto 184 de 207 países en los que se evaluó la velocidad de internet en el año 2018.

El informe señala que el país suramericano tiene una velocidad de internet de 1,37 megas; peor que la calidad de conexión que tienen algunos países en guerra. Venezuela entonces se encuentra por detrás de Cuba con 1,66 megas y de Iraq con 1,39 megas.

Pero el régimen de Nicolás Maduro no solo se ha dedicado a ofrecer la peor calidad de conexión a internet a los ciudadanos de ese país, sino que además cuenta con el mayor ciberejército dedicado a la desinformación y a defender a la «revolución chavista».

La investigación de la Universidad de Oxford en Reino Unido señala que «en muchos regímenes autoritarios, la propaganda computacional se ha convertido en una herramienta de control de información. Y estratégicamente se usa en combinación con vigilancia, censura y amenazas de violencia”.

Entre los 26 países que utilizan los ciberataques políticos, Venezuela, Cuba y Guatemala lideran el ranking en el continente americano.

El informe también resalta que Venezuela es uno de los siete países denunciados por las redes sociales Facebook y Twitter, por contar con asesoría y apoyo extranjero para la desinformación y manipulación. La lista está compuesta además por China, India, Irán, Pakistán, Rusia y Arabia Saudita.

Más de 2 500 páginas bloqueadas

Hasta la fecha en Venezuela existen más de 2 500 páginas con bloqueos por parte del régimen de Nicolás Maduro , es decir, sitios en Internet a los que los venezolanos tienen limitaciones para ingresar.

En 2011 la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el acceso a Internet como un derecho humano en el mundo, razón por la cual su violación podría estar sujeta a sanciones penales internacionales; sin embargo el régimen de Nicolás Maduro ha incumplido con dicha norma internacional sin ningún tipo de penalización.

La desinformación en la web es más efectiva que la censura

El informe de Freedom House publicado este martes 5 de noviembre, también recoge la actividad de vigilancia en redes sociales realizada en al menos 40 de los 65 países analizados; una práctica que va encaminada a «detectar amenazas percibidas y, en algunos casos, para callar a la oposición».

El informe, que evalúa la libertad en la Red en los 65 países que comprenden el 86 por ciento de los usuarios de Internet al nivel mundial, muestra por noveno año consecutivo, un descenso en libertad en Internet.

El informe señaló a China como mayor abusador de la libertad de internet por cuarto año consecutivo, alcanzando lo que el informe llamó «extremos sin precedentes».

Incluso en muchos países democráticos, Freedom House señaló que la libertad de internet ha disminuido. Bajó ligeramente la puntuación a Estados Unidos al observar un aumento en el control de las redes sociales por parte de las fuerzas del orden y las agencias de inmigración.

En Latinoamérica, los países que más experimentaron la disminución de la libertad en Internet en 2019 fueron como ya se mencionó anteriormente, Venezuela, seguido de Brasil y Colombia. En estos últimos el documento señala que la libertad «se vio comprometida durante los periodos electorales».

 

Por Sabrina Martín

Fuente: panampost.com

Anuncios