En el marco de la visita de Emmanuel Macron a Beijing, el mandatario francés y su homólogo chino, Xi Jinping, ratificaron su compromiso con el Acuerdo de París, al que catalogaron de “irreversible”. También firmaron acuerdos de negocios.

Una inversión de 100 mil millones de dólares al año de aquí a 2025 para luchar contra el cambio climático y el compromiso “irreversible” con el Acuerdo Climático de París marcaron la declaración conjunta de los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de China, Xi Jinping.

En el marco de la visita del mandatario francés a Beijing, que estuvo signada mayormente por la firma de acuerdos comerciales, los líderes abrieron lugar para reforzar el llamamiento a la lucha contra la crisis climática, días después de que Estados Unidos iniciara formalmente su salida del pacto de París.

En su declaración, Macron y Xi ratificaron su “firme apoyo” al Acuerdo de París, al que catalogaron de “proceso irreversible” y que supone una “brújula” para una “acción fuerte” en la materia.

En ese sentido, los mandatarios reclamaron “intensificar los esfuerzos internacionales” y “acelerar la transición hacia un desarrollo verde”. Para ellos, los países desarrollados deben invertir 100 mil millones de dólares al año hasta 2025 para fortalecer el “fondo verde” de la ONU para el clima que “juega un papel esencial” en la movilización de recursos financieros a los países en desarrollo.

Los dos jefes de Estado también llamaron a “todos los países, las autoridades internacionales, las empresas y las organizaciones no gubernamentales a publicar hasta el próximo año sus estrategias de desarrollo a largo plazo hasta 2050 para una menor emisión de gases de efecto invernadero”.

Además, Macron y Xi instaron a confirmar “lo más pronto posible” la enmienda de Kigali al protocolo sobre el clima de Montreal que “puede impedir hasta 0,4 grados centígrados de recalentamiento de aquí a finales de siglo”.

Asimismo, los líderes de Francia y China pidieron un mayor compromiso para “invertir la curva de la pérdida de la biodiversidad” de aquí a 2030, restaurar los ecosistemas y adoptar medidas ambiciosas para revertir la degradación de los terrestres y marinos.

China y Francia firmaron acuerdos comerciales por 15 mil millones de dólares

Macron llegó a China acompañado por delegados de 30 empresas francesas con la misión principal de alcanzar acuerdos comerciales. Según explicó un funcionario del Gobierno chino en rueda de prensa, ambos países firmaron pactos de intercambio por 15 mil millones de dólares.

Los entendimientos se dieron en los campos de la aeronáutica, la energía y la agricultura, incluida la aprobación de 20 empresas francesas para exportar aves de corral, carne de res y cerdo a China.

Los acuerdos energéticos incluyeron un memorando de entendimiento entre Beijing Gas Group y la empresa francesa de servicios públicos Engie para colaborar en un terminal de gas natural licuado (GNL) y almacenamiento en Tianjin, en el norte del país. Además, la firma francesa Total establecerá una empresa conjunta con el grupo chino Shenergy para distribuir GNL en el delta del río Yangtzé.

Por su parte, la agencia china Xinhua informó que China apoyaría la compra de aviones Airbus por parte de sus empresas, incluyendo el impulso al programa del centro de finalización y entrega del modelo A350 del fabricante de aeronaves europeo.

Luego de la ceremonia de bienvenida en el Gran Salón del Pueblo en el centro de Beijing, Xi Jinping destacó, junto a Macron, enviaron “una fuerte señal al mundo sobre la firme defensa del multilateralismo y el libre comercio, además de trabajar juntos para construir economías abiertas”.

Por su parte, el mandatario francés señaló que China y Europa “comparten el mismo sentimiento de que la guerra comercial solo resulta en perdedores” y ubicó como “prioridad” el desarrollo del “acceso al mercado y las asociaciones entre nuestras compañías”.

Macron pidió “diálogo” frente a las protestas en Hong Kong

En una conferencia de prensa realizada en la embajada francesa en Beijing, Emmanuel Macron señaló que le expresó a Xi Jinping su preocupación por la situación de violencia frente a las protestas en Hong Kong.

El presidente francés reveló que compartió “nuestras preocupaciones y las de Europa” y que pidió “reiteradamente a las partes involucradas que dialoguen, que muestren moderación, que disminuyan” la violencia. “El núcleo del problema es enfatizar la necesidad de una desescalada a través del diálogo”, agregó.

Más allá de la breve referencia a Hong Kong, el mandatario evitó profundizar con Xi Jinping en temas espinosos como los cinco meses de protestas en el distrito financiero o las detenciones masivas a integrantes de la minoría musulmana uigur. Organizaciones de defensa de los derechos humanos le habían pedido a Macron que se expresara públicamente sobre estos asuntos.

 

Por Federico Cue Barberena

Fuente: france24.com