Pobladores de tres zonas distintas de Tegucigalpa (capital hondureña) decidieron retomar las acciones de protesta en defensa del agua y los recursos naturales.

Un grupo de pobladores organizados realizaron tomas en distintos puntos de la capital hondureña, donde fueron reprimidos por la Policía.

La decisión de retomar las protestas se debió al incumplimiento de la detención de la construcción de un proyecto habitacional que dañaría el parque nacional La Tigra, que dota de más del 25 % del agua a Tegucigalpa.

Los uniformados siguieron hasta el interior de la comunidad a los jóvenes y adultos que participaban en la protesta. Mientras en otros dos puntos de la capital también eran desalojados algunos focos de acción social.

El alcalde de la ciudad no se ha referido desde hace más de un mes al rechazo de construcción del proyecto habitacional Bosques de Santa María.

Los pobladores de los barrios y colonias de Tegucigalpa han decidido retomar las protestas debido a la falta de cumplimiento de los compromisos por parte de las autoridades de la Alcaldía.

Defensores de los derechos humanos intervinieron para que los ciudadanos que protestaban pudieran salir de donde estaban resguardados y no ser agredidos por la Policía hondureña.

Las autoridades hondureñas anunciaron que los racionamientos del agua continuaran hasta los primeros tres meses del próximo año.

 

Por Dassaev Aguilar

Fuente: hispantv.com