Ucrania y los separatistas prorrusos han empezado a retirar sus tropas de un sector clave de la línea de frente del este del país para comenzar el proceso de paz.

“La retirada de las tropas y de las armas ha comenzado” entre las aldeas de Petrivske y Bogdanivka, ha comunicado este sábado a los periodistas el alto responsable del Ejército ucraniano Bogdan Bondar.

Asimismo, la agencia oficial de prensa de los separatistas, DAN, ha informado esta semana en su sitio web de que “la República Popular de Donetsk (RPD) ha comenzado a retirar sus armas y soldados” de la zona.

En el proceso de retirada de tropas, los separatistas y los ucranianos lanzaban sendos cohetes luminosos blancos para indicar que tanto los unos como los otros estaban preparados. Les sucedieron sendos verdes, lo que significaba que ambas partes empezaban la retirada.

Asimismo el Ministro de Exteriores de Ucrania, Vadym Prystaiko, explicó que “la retirada del sábado es la última precondición para organizar la cumbre cuatripartita”, en la que participarán los presidentes de Rusia, Ucrania, y Francia, Vladimir Putin, Volodímir Zelensky, Emmanuel Macron, respectivamente, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Esta cumbre, que probablemente se celebrará en el noviembre en París, será el primer encuentro a este nivel para buscar una salida al conflicto del este de Ucrania.

La retirada de tropas promovida por el nuevo presidente ucraniano, y que empezó en mayo, suscita preocupación en Ucrania, sobre todo entre los excombatientes.

El conflicto entre el Ejército de Kiev y los independentistas del este, que se ha cobrado ya la vida de más de 13 000 personas, empezó en 2014, cuando Ucrania lanzó una operación militar contra las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, que no reconocieron al nuevo Gobierno en Kiev, llegado al poder por medio de lo que consideraron un golpe de Estado.

 

Fuente: hispantv.com