La Embajada de Venezuela en Brasil se mantiene secuestrada por el régimen de Nicolás Maduro con la ayuda de un general chavista protegido por Diosdado Cabello, el segundo hombre más poderoso de la tiranía.

Luego de que diplomáticos que trabajaban en la Embajada reconocieran a Juan Guaidó como presidente (e), la legítima embajadora María Teresa Belandria se dispuso a tomar el control de las instalaciones; sin embargo, grupos violentos del chavismo tomaron la sede venezolana por la fuerza y la mantienen ocupada, tal y como sucedió durante meses con la Embajada venezolana en Estados Unidos.

Belandria ofreció declaraciones en las que explicó cómo fueron los hechos ocurridos en la Embajada, y confirmó que se vio obligada a abandonar el lugar, que aún se encuentra en manos del chavismo.

“Recibimos de funcionarios de carrera de la Embajada quienes nos manifestaron que reconocían al Gobierno del presidente Juan Guaidó y que en consecuencia podíamos acceder a los espacios de la embajada con ellos, y así lo hicimos, de manera pacífica, con el control remoto, con las llaves de seguridad, es decir, ingresamos con los funcionarios que entregaron de manera voluntaria las llaves de la embajada de Venezuela en Brasil”, contó en una entrevista a NTN24.

“Trascurrió un par de horas y se presentaron afuera de la sede grupos muy exaltados liderados por el general de división Manuel Antonio Barroso, agregado militar del régimen en Brasil quien, además, fue el presidente de Cadivi por ocho años acompañado de un grupo de personas no venezolanas, muy violentas”, agregó.

Por su parte, Julio Borges, comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores del Gobierno de Guaidó, acusó a Barroso de asaltar la embajada luego de que los funcionarios que ahí trabajan reconocieran a Guaidó como presidente encargado.

“El militar corrupto y expresidente de La Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi), Manuel Barroso, asaltó la sede con grupos violentos del Foro de Sao Paulo y agentes cubanos”, denunció.

Barroso, el general chavista que secuestró la embajada

Barroso actualmente es el ilegítimo agregado militar de Maduro en Brasil. Entre 2006 y 2013 fue presidente de Cadivi, organismo responsable del robo de veinticinco mil millones de dólares del Estado venezolano. Barroso es también calificado como el «general protegido de Diosdado Cabello», así lo señaló el exministro y militar venezolano Hebert García Plaza, quien rompió con el chavismo en 2015.

Barroso trabajó junto a Cabello durante el Gobierno de Hugo Chávez. Desde 2001 estuvo en la Secretaría de Despacho de la Presidencia, en la Vicepresidencia de la República y como director general del despacho en el Ministerio de Infraestructura.

 

Por Sabrina Martín

Fuente: panampost.com