Reporteros Sin Fronteras cuestiona las circunstancias de la detención del conocido periodista bielorruso Vladimir Chudentsov, reciente colaborador de un documental crítico con el Presidente Lukashenko.

 

Chudentsov fue detenido por la oficina de aduana y acusado de posesión de drogas cuando se disponía a cruzar la frontera con Polonia en tren.

Los oficiales de la aduana aseguran haber encontrado en su ropa 0.87 gramos de cannabis. La policía registró su domicilio ese mismo día y aseguró también haber encontrado droga en él.

Según el abogado de este editor de la agencia de noticias independiente by24.org, los análisis de sangre que le realizaron mostraban que no había consumido nada. Chudentsov está actualmente en prisión provisional y se enfrenta a una posible condena a dos años de cárcel bajo el artículo 328 del código penal por posesión y transporte de drogas. Hasta la fecha no se ha fijado el día del juicio.

“Las circunstancias de la detención de Chudentsov hacen preguntarse por los motivos del registro de los oficiales de aduanas, que raramente registran a los pasajeros cuando dejan el país”, afirma la oficina de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin Fronteras.

“Además, resulta extraño que un periodista conocido por su prudencia lleve drogas encima, especialmente conociendo la terrible legislación bielorrusa sobre la posesión de drogas. Si estamos ante un caso fabricado, el uso de estos métodos contra un periodista supondría una desconcertante escalada en la supresión de la libertad de información en el país”.

Chudentsov trabajó para medios estatales antes de 2013, cuando lanzó la web by24.org, un espacio de noticias crítico, tanto con el Presidente Lukashenko como con su contrparte rusa, Vladimir Putin.

Recientemente ha colaborado con el bloguero Stsiapan Svyatlu, también conocido como NEXTA, en la elaboración de un documental crítico con Lukashenko, reproducido en Youtube más de 1.8 millones de veces. NEXTA ha publicado un vídeo apoyando a Chudentsov tras su detención.

El 8 de noviembre el bloguero organizó un evento en Minsk con el canal alemán ARD. El equipo alemán estuvo más de dos horas detenido por la policía para evitar que filmaran.

Bielorrusia ocupa el puesto 153 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.

Consulta más información sobre Bielorrusia en el Informe Anual elaborado por RSF-España.

Fuente: rsf.org