Unas 54.000 personas fueron evacuadas el domingo de la ciudad italiana de Brindisi (sur), la mayor operación de este tipo en Italia desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945, para desactivar una bomba inglesa que data seguramente de 1941, según la prensa. Según la agencia de noticias AGI, la evacuación representa 60 por ciento del total de la población de la ciudad de 87.000 habitantes desplazados, con el traslado de 217 detenidos de la prisión hacia otros centros penitenciarios hasta una distancia segura de 1,6 kilómetros desde el lugar de hallazgo de la ciudad .

El artefacto, de un metro de largo y 500 kilos de peso, contiene 40 kilos de dinamita y fue encontrada por pura casualidad el mes pasado durante la remodelación de un cine de la ciudad. En la operación están participando más de 1.000 policías, 15 expertos artificieros y alrededor de 250 voluntarios de protección civil.

En este radio estimado, el gobierno le pidió a toda la población que abandonara sus viviendas. En una radio menor, de 500 metros, el gas fue cortado. La evacuación ha obligado al cierre del aeropuerto, la estación de tren, dos hospitales y una prisión durante las tareas de desactivación, que los artificieros esperan terminar para esta tarde, según informa Corriere della Sera.

La bomba fue desactivada por los artificieros del ejército que el lunes la harán estallar en un lugar aislado. La cuenta oficial del ejercito italiano tuiteó: “Terminó la fase más delicada de la reparación de la bomba en Brindisi. El dispositivo se desarmó y se hizo menos peligroso.”

Es la segunda vez en unas semanas que ocurre una evacuación masiva por culpa de bombas inglesas de la Segunda Guerra. En Turín, el primero de diciembre, más de 10.000 personas residentes en el centro histórico de tuvieron que ser evacuadas temporalmente el domingo para desactivar una bomba sin estallar. Los habitantes de la zona cercana a Via Nizza, en el centro de la ciudad italiana, fueron evacuados mientras que las autoridades pidieron a otras 50.00 personas que se quedaran en casa a partir de las 7 de la mañana, hora local.

 

Fuente: infobae.com