El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, expresó su solidaridad con VenePress, el medio de comunicación cerrado el miércoles por el régimen de Nicolás Maduro. Guaidó se expresó mediante una publicación en sus redes sociales: “Sembrar terror es una demostración de miedo y debilidad. El mismo día en el que vuelven a quedar en evidencia ante el mundo como una dictadura, insisten torpemente en perseguir a la prensa libre. Solidario con @venepress. Recuperaremos la libertad de expresión”, indicó.

El primer párrafo del mensaje hace referencia a la actualización que la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, entregó el miércoles y en el que consideró que volvió a denunciar una reducción del “el espacio cívico-democrático”, la falta de acceso a alimentos y el colapso de los servicios públicos, y reclamó la liberación de los presos políticos.

El cierre de VenePress, ubicado en Caracas, tuvo lugar luego de una orden librada por fiscal 73 provisorio del Ministerio Público, Jean Karin Lopez Ruiz. El medio acusado por el régimen chavista de los presuntos delitos de legitimación de capitales, terrorismo y asociación para delinquir.

Por la mañana, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) ingresaron a las oficinas de la agencia de noticias, donde permanecieron durante horas hasta que se resolvió su cierre. Los agentes chavistas ingresaron al lugar portando armas largas, en el barrio Las Mercedes, zona en la que están ubicadas varias embajadas.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) y el Colegio Nacional de Periodistas se pronunciaron inmediatamente sobre el hecho y criticaron la orden de la justicia chavista.

“Condenamos el cierre de las oficinas de @venepress por parte de gobierno presidido por Maduro. Nuevas tácticas para imponer el silencio informativo en #Venezuela”, expresó el Colegio Nacional de Periodistas.

Hace un mes, el régimen chavista confiscó los equipos del medio digital Entorno Inteligente y detuvieron a su gerente, Belén Tovar. Incluso, los agentes también detuvieron en aquella ocasión a los periodistas de otros medios que reportaban el operativo.

A lo largo de 2019 se ha incrementado la presión a la prensa en Venezuela, ya que 55 periodistas fueron detenidos “arbitrariamente” y se produjeron más de 200 “ataques” entre enero y junio, según datos del propio SNTP.

 

Fuente: infobae.com